Con cierta sorpresa compartimos con vosotros la reseña de “La Espada Leal y otras novelas“, un libro que recopila cuatro novelas cortas de algunos de los mejores escritores de fantasía del mundo; George R. R. Martin, Robin Hobb, Neil Gaiman, Orson Scott Card, y que a gustado mucho a nuestro compañero Carlos… excepto por la propia novela corta de “La Espada Leal“… Curioso…

 

"La Espada Leal y otras novelas" (Martin, Hobb, Gaiman y Card, La Factoría de Ideas)LA ESPADA LEAL Y OTRAS NOVELAS
G. R. R. Martin, R. Hobb, N. Gaiman, O. S. Card
Titulo original: The sworn sword
Autor: G. R. R. Martin, R. Hobb, N. Gaiman, O. S. Card
Traducción: Jesús Abascal
Fecha de publicación: Noviembre
Formato: 23 x 15 cm
Encuadernación: Rústica
Páginas: 320
PVP: 15,95 €

En Poniente, los hermanos Aegon y Daemon Fuegoscuro, de la Casa Targaryen, se disputan el Trono de Hierro. Comienza así la Rebelión de Fuegoscuro, en la que diez mil hombres mueren en el Campo de Hierbarroja, entre ellos Fuegoscuro y sus hijos, asesinados por el bastardo Cuervo de Sangre. Se inicia para los perdedores una larga etapa de vergüenza y silencio.

La otrora rica Casa de Osgrey, fiel al dragón negro, es condenada a vivir de la caridad en un aislado torreón junto a Bosque Real. Su vecina, una opulenta viuda de la Casa Webber, asola sus tierras hasta que Dunk, un caballero de Desembarco del Rey y su escudero Targaryen Egg regresan dispuestos a hacer justicia.

Esta novela corta de George R. R. Martin enmarcada en la saga “Canción de hielo y fuego” viene acompañada por otros tres relatos cortos de otras tres exitosas sagas de fantasía de distintos autores: “Regreso al hogar”, de la “Trilogía del Vatídico”, de Robin Hobb; “El monarca de la cañada”, de la saga “American Gods”, de Neil Gaiman; y “La reina del Yazoo”, de la saga de Alvin Maker, de Orson Scott Card.

El volumen supone una deliciosa compilación de novelas cortas de fantasía de alta calidad, con una gran riqueza y variedad de contenidos y argumentos, que nos relata cuatro historias diferentes con el eje común de la aventura en mundos y entornos fantásticos, imaginarios o incluso reales, en los que la magia y los poderes sobrenaturales tienen mucho que decir.

El primero de estos relatos y que da nombre al tomo, “La espada leal”, cuenta la historia de un caballero errante en el mundo creado por George R. R. Martin, en el Poniente de unos cien años antes que las novelas de “Canción de hielo y fuego”, en el apogeo del reinado de la dinastía Targaryen. Sir Duncan, o Dunk, un caballero errante al servicio de un Señor menor de la Casa Osgrey y su sorprendente escudero Egg se ven envueltos en un conflicto con la Casa Webber, liderada por la imponente Viuda Escarlata. Deberán mediar para resolver las diferencias de las dos Casas sin que el asunto se les vaya de las manos. Y en un entorno tan prometedor tiene lugar esta decepcionante historia, que no pasa de aburrida anécdota carente casi por completo de acción, sorpresas, combates, magia, intrigas y cualquier otra cosa interesante que uno podría esperar de tan afamada saga. Martin se olvida de las maravillosas características del mundo que creó para narrar una historia plana de nobles y caballeros que bien podría haber tenido lugar en la Castilla del Siglo XIII, ni más ni menos. Uno solo nota que está en Poniente porque el relato se ve salpicado por algunas descripciones de anteriores batallas libradas por los Targaryen por la sucesión al trono, que en realidad aportan poco más que un ligero sabor a Juego de Tronos. Qué menos.

Pero tras la decepción del primer relato llega una agradable sorpresa con “Regreso al hogar”. Bueno, agradable según se mire, porque esta novela transcurre envuelta en incertidumbre, angustia y misterio a partes iguales. Robin Hobb coloca a un grupo de exiliados de los Seis Ducados en una lejana jungla del sur del continente, abandonados para pagar por sus delitos. La protagonista de la historia, una clásica mujer de la nobleza más rancia, cuenta en su diario la historia de su viaje y su supervivencia en medio de la misteriosa selva. Mientras el grupo se ve obligado a tirar de ingenio para obtener recursos en un paraje hostil y desconocido, los grupos de exploradores y los niños más temerarios descubren unas inquietantes ruinas de una antigua civilización que pronto empiezan a atraer a todo el grupo de forma poco habitual. En estas ruinas hallan un extraño poder que causa estragos en el grupo y que mantiene al lector en una continua angustia de la que es incapaz de despegarse. Uno llega al desenlace de la historia enormemente satisfecho, pero sin querer que termine.

En tercer lugar nos encontramos con “El monarca de la cañada”, una desconcertante historia ambientada en la saga American Gods, protagonizada por Shadow, una especie de semidios moderno con una historia detrás ligada a ciertos dioses que los primeros inmigrantes llevaron consigo a América. Sin embargo, esta novela transcurre en el norte de Escocia, en una zona de poca población, tranquilos lagos y grandes acantilados. El protagonista es contratado para trabajar en una fiesta privada que se convierte en un rito ancestral que envuelve a Shadow inevitablemente. Un extraño desenlace para una curiosa historia.

Por último tenemos  “La reina del Yazoo”, en la que Alvin, el Hacedor, poseedor de increíbles poderes para dominar y conocer la naturaleza y el mundo hasta su esencia más profunda, viaja a través del río Mizzipy en el barco que da nombre al relato. El vapor va cargado de esclavos y de exploradores con rumbo a tierras que colonizar, y Alvin y su aprendiz tienen la ocasión de liberar a los esclavos, aunque quizás no sea una buena idea… Es un interesante relato, cargado de reflexiones filosóficas y de mensajes de paz, de armonía con el mundo, y de buenas intenciones. Una lectura agradable a la que beneficia la incorporación del elemento magia para dotarla de un punto más de gancho y de interés.