Ayer pudimos disfrutar, en reunión friki total, del quinto episodio de Juego de Tronos, que lleva por título “Eastwatch” o “GuardiaOriente”, en el que los acontecimientos transcurren desbocados y los zombies han hecho una pausa, otra, para darnos tiempo a disfrutar de la reaparición de… Por cierto, spoilers, a continuación.

GuardiaOriente por fin aparece en el opening, parece que a David Benioff y D.B. Weiss se les echa encima la trama y no les queda otra que correr de nuevo, así que olvidaos de cuánto tiempo cuesta llegar de A a B porque ya nos han dejado claro que es irrelevante.

Y como buena demostración, después de que Bronn saltase de su montura para evitar la incineración de Jamie y se sumergiese en el agua en busca del Lannister… éstos reaparecen al otro lado de la orilla y a no se sabe cuántos cientos de metros. Vamos, que la escena se tenía que resolver de alguna manera tras el espectacular cliffhanger de la semana pasada.

Tiryion se pregunta dónde se ha metido mientras Daenerys reúne ante sí, y Drogon, a las tropas Lannister para darles a elegir entre servirla y morir (nota: me parece lo justo, son enemigos que no sólo han atacado a sus aliados, sino también robado, saqueado, etc), lo que nos lleva a los Tarly que, cabezón el padre y tonto el hijo, se niegan a arrodillarse a pesar de que Tiryion les anima para evitar la desaparición de otra Gran Casa. Pero son cabezones, así que… Drogon los abrasa, a padre e hijo. Adiós a la casa Tarly… o no, pero desde luego a los Tyrell ya no los salva nadie.

Lo siguiente es otro salto espacio-temporal, Desembarco del Rey, con Jamie informando a Cersei de la pérdida del ejército Lannister (en el que estaban sus mejores tropas), de las provisiones y de sus aliados clave en el Dominio (Sam es el único hijo de la casa Tarly con vida) y Cersei se lo toma como si no fuese importante, hablando de cómo contratará mercenarios para enfrentarla. Jamie no cede y le explica que entre los dotharki y losdragones no tienen nada que hacer. De paso le informa de que fue Olenna quien mató a Joffrey… y finalmente Cerse rompe en dignas lágrimas al comprender quién mató a su primogénito.

A continuación salto a RocaDragón donde Jon acaricia a Drogon para sorpresa de Daenerys, se intuye que pronto se hará pública la verdadera naturaleza de los padres de Jon y como no hay una forma más perfecta de expresarlo voy a robar a un colega su comentario:

De paso tienen una conversación un poco más extensa hasta que ser Jorah regresa en presencia de Danny, así Jon puede decirle a Jorah que sirvió para su padre.

Los cuervos de Bran parten hacia GuardiaOriente y más allá para encontrarse con que el Rey de la Noche avanza con su ejército. El contacto con los cuervos se produce al ser descubiertos por el propio Rey (lo que echaría por tierra la teoría de que el Cuervo de Tres Ojos es el villano de la historia ya que en ese caso no le temería), Bran quiere avisar a todos los reinos y manda cuertos, otros, a todas partes.

En la Ciudadela Sam intenta, una vez más, convencer a los Maestres de que el ejército de muertos es cierto, pero no le hacen mucho caso aunque poco a poco Sam se ha ido ganando el aprecio y respeto del archimaestre.

En RocaDragón Tiryion y Varis hablan sobre cómo lograr que Danny siga sus consejos mientras Varis reconoce que se sintió responsable de los asesinatos del Rey Loco.

Jon recibe la carta en la que se le informa que Arya no ha muerto (“estalla” de felicidad… vamos, que no mueve ni una ceja, una vez más se nota que no andan muy bien de tiempo) y, de pasito, se decide que estaría muy bien montar un comando que traspase el Muro y traiga una prueba irrefutable de que los muertos existen… de ahí a decidir capturar a un Caminante Blanco va un trecho (especialmente si tenemos en cuenta que posiblemente así anularán la protección del Muro contra los Caminantes Blancos, pero bueno, esto es una elucubración mía, pero imagino que en el momento que un Caminante Blanco atraviese el Muro… todos podrán). Se acuerda que Davos y Tiryion partirán a Desembarco del Rey para negociar con Jamie. Volvemos a tener un nuevo momento de Danny en plan reina y de Jon diciéndole que él se debe a su gente, no a ella.

Mientras, en Invernalia, un par de nobles lamentan no haber apoyado a Lady Sansa, aunque esta dice que Jon es el Rey en el Norte, no ella, mientras Arya tiene dudas de cuáles son las intenciones de su hermana.

Y ya tenemos a Tiryion y a Davos en Desembarco del Rey, mientras Tiryion se reúne con su hermano Davos va en busca de Gendry (que sólo ha estado “remando” durante varias temporadas hasta que ha sido pertinente rescatar al personaje y unirlo a la trama de Juego de Tronos de nuev) que quiere seguir los pasos de su padre y se ha hecho un martillo de guerra realmente alucinante.

Bronn es el que junta a Jamie y a Tiryion, así el enano le aplaude por su estrategia en Roca Casterly mientras Jamie le explica que él juro partirlo en dos con su espada. Después de una escena conmovedora Tiryion explica que quiere un alto el fuego para poder enfrentarse al ejército de muertos. Sin duda la conversación tendría más detalles, pero no los conocemos.

Lo siguiente, la escena en la playa con los guardias de Desembarco del Rey dejándose sobornar por ser Davos mientras éste se lleva en el bote a Gendry es magistral… lo malo es que Tyrion lleva en ese momento y… digamos que Gendry zanja la discusión al más puro estilo Robert Baratheon (tenéis la imagen sobre estas líneas).

En la Fortaleza Roja Cersei demuestra estar al tanto de la reunión con el enano, a lo que Cersei responde exigiendo un castigo para Bronn por concertar la reunión. Jamie le explica que Danny quiere una reunión y… Cersei asegura estar embarazada (aunque lo más seguro es que o sea una mentira o el bebé la matará) y quiere anunciar que Jamie es el padre, ambos se abrazan y Cersei le exije que nunca vuelva a traicionarla (y por la cara que pone Jamie no le ha hecho ninguna gracia que Cersei crea que le ha traicionado en alguna ocasión).

En RocaDragón ser Davos presenta a Clov Gendry a Jon, es el bastardo de Robert el que escoge ser honesto sobre su nombre y origen y parece que a Jon le cae en gracia. Mientras se preparan para partir hacia GuardiaOriente Tyrion tiene unas palabras con Jorah recordando sus viajes. Y parece que Danny y Jon tienen otro momento de esos derritecorazones.

En la Ciudadela un frustrado Sam deja pasar la información sobre el verdadero parentesco de Jon, cuando su mujer le rebela que el Alto Septón Maynard dejó escrito que Raeghar, aunque ella pronuncia Ragger, había anulado su matrimonio anterior y se había vuelto a casar con… y aquí Sam la interrumpe, recoge sus cosas (y varios libros de la Biblioteca y abandona la Ciudadela, espero que llevándose también las pruebas del verdadero origen de Jon) frustrado por la inacción de los Maestres.

Regresamos a Invernalia donde Meñique tiende una trampa a Arya para que ésta encuentre la nota en la que Cersei obligó a Sansa a decir que su padre era un traidor mientras rogaba a su hermano Robb a que viaje a Desembarco del Rey para jurar fidelidad a su amado Joffrey. No puedo esperar al momento en el que Meñique descubra que Arya es una loba con la que no se debe jugar.

Los últimos minutos nos sirven para conocer a los hombres que intentará la Misión Imposible de, saliendo desde , atrapar con vida a un Caminante Blanco. Una escena que tiene más pinta de Malditos Bastardos que de Juego de Tronos y que es más propia de una de esas películas bélicas de los años 70.

Y así acaba GuardiaOriente, con unos locos cruzando el Muro en busca de un enemigo que capturar…