Gracias a la alianza entre Dolmen y Aleta estamos disfrutando con la edición de material del Invencibleverso que, de otra manera igual no veríamos publicado, lo que sería una lástima porque aún sin ser una obra maestra “Invencible presenta… Atom Eve y Rex Splode son un par de miniseries muy entretenidas.

"Invencible presenta... Atom Eve y Rex Splode" (Robert Kirkman, Benito J. Cereno y Nate Bellegarde, Aleta y Dolmen Editorial)Invencible presenta…: Atom Eve y Rex Splode
Edición original: Invincible Presents: Atom Eve & Rex Splode, Invincible Presents: Atom Eve USA
Guión: Robert Kirkman, Benito J. Cereno
Dibujo: Nate Bellegarde
Tinta: Bill Crabtree
Color: A color
Formato: Libro rústica
144 págs. a color.
12,95 €
De las páginas de Invencible por fin conoceremos el origen secreto de Atom Eve y Rex Splode. Recopilación de las dos series limitadas Invencible presenta: Atom Eve e Invencible presenta: Atom Eve y Rex Splode.

Robert Kirkman ha establecido una manera de escribir sobre superhéroes con su trabajo en Invencible; unas pizcas de gore (mayor o menor sobre la pelea), referencias al sexo, humor, envejecimiento de los personajes y una amenaza mayor y mayor con cada arco argumental… puesto así no parece una maravilla, ¿verdad? Pero lo cierto es que la fórmula funciona, ya que es capaz de renovar el género a partir de sí mismo. Me explico, puede que lo que leamos nos suene a clásico, pero está remozado, actualizado y suena y huele a nuevo. Aunque lo parezca no es algo sencillo de hacer, exige respeto, conocimiento y amor por el medio. Pocos autores son capaces de ofrecer lo que él nos ofrece sin recurrir a héroes deprimentes y oscuros o a chuloputas como Lobezno.

La sorpresa me llega cuando veo que, de la mano de Kirkman, Benito J. Cereno es capaz de escribir un par de miniseries en las que los “efectos Kirkman” en la historia, una gran noticia porque, cuando sea necesario, la franquicia de Invencible podrá expandirse con guionistas como Cereno… y con dibujantes como Nate Bellegarde porque si bien es cierto que comienza algo dubitativo pronto le coge el pulso a los personajes y su estilo encaja a la perfección con lo que vemos en la serie regular de Invencible. En resumen, no está guionizado por Kirkman (aunque sí supervisado) y no está dibujado por Ryan Ottley, ¡pero no lo parece!

Seré sincero, no me caía bien Rex Splode, no me gustaba como personaje (supongo que por “quitarle” Atom Eve a Invencible al comienzo de la serie), pero tras leer estas dos miniseries la verdad es que Atom Eve me cae un poco peor (no me gusta como se comporta con sus padres adoptivos) y Rex me cae mucho mejor (me encanta su disfraz de asesino, es una pasada), lástima que esté muerto…

Pero hablemos de la edición de Dolmen/Aleta, me gusta, me gusta que sea idéntica a los tomos de Invencible (quedan genial en la estantería) y acepto, por entenderlo, ese “Invencible presenta” tan grande de la portada. Otro detalle que me gusta es el de los “extras con comentarios” que desde el principio viene publicando Aleta y que Dolmen ha respetado.

En definitiva, si pensáis que este tomo es imprescindible para seguir la serie regular de Invencible os equivocáis, sinceramente, no hace falta leerlo para poder seguir la serie, pero hay que leerlo por el simple placer de disfrutarlo, de pasar un buen rato leyendo. Y eso está garantizado, a mi me ha encantado, y sirve para mitigar el ansia por los siguientes números de la serie de Invencible.