Estamos ante un volumen especial de “Invencible“, puesto que aquí se incluye el número 50 y, como sabéis que es tradición, esto significa cambios. Y en este caso significa traición y cambio de uniforme… y mucha mucha acción.

"Invencible 12: ¿Quién es el jefe?" (Robert Kirkman y Ryan Ottley, Dolmen y Aleta)Invencible Nº 12: ¿Quién es el jefe?
Edición original: Invincible Nº 48 a 53 USA
Guión: Robert Kirkman
Dibujo: Ryan Ottley
Tinta: Ryan Ottley
Color: Bill Crabtree
Formato: Libro rústica, 152 págs., color.
15,95 €
Desde que Omni-Man, el padre de Invencible, se reveló como un conquistador alienígena enviado a subyugar la Tierra, Invencible ha estado trabajando para la Agencia de Defensa Global, liderada por Cecil Stedman. Ha estado luchando en sus guerras y combatiendo ha sus enemigos. Ha sido un buen soldado. Pero, ahora, algo ha cambiado.

Invencible ya no puede seguir obedeciendo sus órdenes sin cuestionárselas. ¡Y ahora debe enfrentarse a la misma organización para la que ha estado trabajando! Y no va a ser nada fácil…

Sigo disfrutando como un enano con esta serie. Llegamos al número 50 y aún no sé lo que puede pasar en los siguientes números. Aquí vemos cómo Invencible, y la mayoría de héroes, caen en las manos del Hombre Topo… perdón, de la versión de Robert Kirkman del Hombre Topo. Naturalmente la lucha es sangrienta, pero los héroes, incluso Invencible y Atom Eve, caen en sus manos… hasta que son rescatados por las tropas de Cecil; un rehabilitado Darkwing y los zombies ciborg construidos para Cecil por un viejo “amigo” de Mark… al ver que los villanos detenidos por Mark están, de facto, trabajando para la Agencia de Defensa Global Mark se reúne con Cecil para discutir el tema… pero éste le traiciona y revela que no es tan de fiar como parecía y que su única prioridad es la seguridad mundial… a cualquier precio para justo después desvelar su as en la manga para controlar a Mark… lo que, cómo no, acaba en pelea.

Si a esto le sumamos que Mark y Eve tienen LA conversación, que el hermanito de Mark consigue uniforme nuevo, Mark también, y una actitud asesina que asusta (esa página final…)… pues os podéis hacer una idea de lo apasionante que es este volumen.

Impresionante. Esa es la palabra que, para mi, define el sensacional trabajo de Kirkman y Ottley en estos números. Se acercaba el número 50, se tendieron líneas argumentales que culminan aquí, se preparó un nuevo uniforme diseñado por Jim Lee (horrible, me gusta mucho más el clásico), se desvelaron sorpresas, traiciones, amores… Son unos números sencillamente redondos, impresionantes y que da gusto releer. Tanto en lo argumental como en lo gráfico no se le puede pedir más a una serie regular. Es de lo mejorcito.

En cuanto a Dolmen/Aleta… hay que decir que la edición es muy buena también, se cuela algún gazapillo en una o dos palabras en todo el tomo, y eso es todo lo malo que se puede decir de esta edición, el resto es todo bueno… lo único malo es la espera que hay entre tomo y tomo. Seguimos a la edición USA de TPBs, pero… ¡hay mono de Invencible! ¡Queremos más!

En definitiva; la mejor serie del momento, de lejos. Olvidaos de cross-over de Vengadores o de Linternas Verdes. En Invencible lo tenéis TODO en una sola serie. Nadie nos da más por menos.