Con este segundo volume de «Injustice: Gods Among Us» finaliza la segunda temporada de una serie que sorprende por su planteamiento y por el desarrollo que Tom Taylor, Bruno Redondo y Mike S. Miller le están dando a la historia. Nunca un tebeo basado en un videojuego me había gustado tanto.

Una alianza impía

Injustice: Gods among us Año dos Vol. 02 (de 2)
Edición original: Injustice: Gods Among Us Year Two núms. 7-12 USA, Annual 1 USA
Fecha de edición: octubre de 2016
Guión: Tom Taylor
Dibujo: Bruno Redondo, Mike S. Miller, Xermánico, Tom Derenick, Jheremy Raapack, varios
Color: A color
Formato: Libro rústica, 176 págs. A color.
15,95€

Este nuevo volumen de Injustice: Gods Among Us completa el segundo año de la serie, ambientada en el universo alternativo del videojuego homónimo, y ratifica el talento de Tom Taylor con dibujantes de la talla de Bruno Redondo o Mike S. Miller. ¡Los acontecimientos se encaminan hacia un clímax argumental que, seguro, no defraudará!

Hace unos días compartí con vosotros mis impresiones tras releer el primer año de Injustice: Gods among us que ECC Cómics ha reeditado en un único, e imprescindible, integral en el que, resumido rápidamente, a Superman se le va la olla cuando el Joker asesina a Lois Lane y destruye Metropolis y da los primeros pasos para convertirse en un dictador-fascista de tomo y lomo. El primer año de la serie fue “intenso”, por decir algo, pero en este segundo año se elevaron las apuestas mientras un Batman herido, y sus aliados, se preparaban para intentar desalojar a Superman del poder y éste se aliaba con los Sinestro Corps y con el propio Lex Luthor.

¿No va siendo hora de que Harley se ponga unos pantalones?

Injustice: Gods among us Año dos 2 se centra, precisamente, en los preparativos de este gran enfrentamiento en el que el cuerpo de los Green Lanterns tiene muchísimo que ver y dónde otro héroe es totalmente corrompido, una vez más, para unirse totalmente a la psicótica visión de Superman y donde, curiosamente, se descubre que los aliados de Batman tienen un nuevo infiltrado en una Liga de la Justicia a la que no hay quien reconozca.

En efecto, la trama de Injustice: Gods among us es tramposa ya que los grandes héroes de la Liga se comportan, sin ningún pudor, como absolutos villanos que siguen a Superman, y a Sinestro, con fe ciega. Es un obstáculo para aquellos que conocemos a estos héroes, pero aún así la trama que teje Tom Taylor es tan intensa y emocionante que estamos dispuestos a ver cómo se traicionan a sí mismos sin rubor alguno, mientras los héroes de la franquicia de Batman se comportan como los auténticos héroes que siempre han sido. Repito, es lo de menos porque la historia es tan condenadamente buena que se le perdona todo. Sobre todo con un final tan chungo como el que tiene esta segunda temporada.

A este Hal no hay quien lo reconozca

En cuanto al dibujo, bueno, de nuevo nos encontramos con un batiburrillo de dibujantes que, francamente, es casi innumerable, pero que tiene a Bruno Redondo y a Mike S. Miller como los principales espadas y, con diferencia, como los mejores. Me decanto especialmente por Redondo, ya que su suave acabado de los personajes y expresividad me tiene ganado, aunque Miller tampoco lo hace nada mal, pero sus acabados son más “rígidos y rectos”, lo que estropea el efecto final. El resto de dibujantes se ocupa de unas pocas páginas por lo que no voy a entrar en ir valorando un trabajo que, salvo excepciones como Xermánico, no tiene nada demasiado reseñable.

La edición de este tomo de Injustice: Gods among us es tan correcta como las anteriores, no hay mucho espacio para rellenar con extras y aún así ECC nos un epílogo “happy” y cuatro páginas de extras cuando lo que yo quería era tener la siguiente entrega INMEDIATAMENTE en mis manos.

Vale que la trama es tramposa, vale que muchos héroes se traicionan a sí mismos, pero la historia de Injustice: Gods among us está tan bien escrita y dibujada que es imposible no unirse al juego y disfrutarlo.