linea_separadora

Han pasado más de ochenta años desde que en 1932 un joven escritor de la pequeña ciudad de Peaster, en Texas, aficionado a la historia y a los relatos del Far West creó la fantasía heroica como género literario a partir de una serie de relatos destinados a la revista de relatos pulp «Weird Tales«. Su nombre era Robert E. Howard y su más celebrada y duradera creación, el más destacado de sus héroes, fue Conan, representante esencial de la espada y brujeria. Sus sangrientas hazañas, diabólicos enemigos y deslumbrantes heroínas han marcado y definido al género desde su creación y ha sido objeto de inspiración de numerosos escritores y artistas, que no han dudado en calificar a Howard como padre del género.

Cincuenta años más tarde, en 1982, el dibujante Sergio Aragonés, en colaboración con Stan Sakai (rotulador), Mark Evanier (co-guionista) y Tom Luth (colorista), creó la parodia más divertida e irrespetuosa del saqueador norteño de Howard. Estamos hablando, por supuesto, de Groo the Wanderer, bautizado en castellano como Groonan el Vagabundo o simplemente Groo, un bárbaro descerebrado cuya estupidez superlativa sólo es igualada por su impresionante dominio de la espada y su habilidad para ser el detonante de todo tipo de desgracias y desastres. Pronto dejó atrás la condición de parodia de Conan para construir su propio personaje. Sus divertidas aventuras junto al Sabio y su perro Rufferto, Taranto y su banda, el Bardo, Arcadio o Groella, las brujas Arba y Dakarba, Weaver y su callado escriba,… son clásicos del cómic y su humor, tan desternillante como simple, lo hace recomendable a todos los públicos.

Una de las singularidades de Groo, un espíritu errante, libre, desapegado, de ideas nobles y de gran corazón pero también torpón, siempre hambriento, devorador de fondue de queso, simple, caótico, ruidoso y algo corto de entendederas, es que los derechos del personaje son de su autor y no de ninguna editorial. De hecho «Groo the Wanderer» fue el primer cómic publicado en EE.UU. por una editorial comercial manteniendo los autores la propiedad legal sobre el personaje, de forma que sus aventuras se han editado en muchas y distintas: Pacific Comics, Eclipse Comics, Marvel Comics, Image Comics y Dark Horse Comics.

En castellano se publicaron numerosos álbums, en Fórum al principio y en Planeta después, pero las andanzas del tarugo Groo llevan demasiados años sin una reedición en condiciones salvo un curioso, pero prescindible, «Groo vs. Conan» o un «Groo: Amigos y enemigos«.

linea_separadora