De la célula al microorganismo, al ser acuático, al anfíbio, al reptil, al pequeño mamífero,… al hombre. La evolución es la vida, y en la mutación está la supervivencia. «Evo» de Philippe Keyaerts es un juego de tablero del año 2001 que Asmodée Ibérica ha recuperado, rediseñado y reeditado. Y que merece muy mucho la pena.

image1Evo.
Hace millones de años, la isla de Krah fue el hogar de grandes tribus nómadas, que convivían con extrañas criaturas de una especie ahora extinta.
Frente a un clima especialmente inestable, estos colonos sobrevivieron estableciendo campamentos improvisados en las zonas menos inhospitas de la isla, en los que, por miedo a perder a sus grandes y necesarios saurios, la gente de Krah puso a trabajar a sus principales científicos con el fin de que éstos pudieran proteger a los grandes rebaños mediante la manipulación genética. Pero ¿por cuánto tiempo?

«Evo» es un juego del belga Philippe Keyaerts («Small World», «Vinci») diseñado en el año 2001 originalmente para Eurogames, empresa adquirida luego por la difunta Descartes, y que Asmodée Ibérica publica en una nueva división denominada Studio Descartes, como homenaje a la editorial original.

En «Evo» los jugadores controlarán la supervivencia y la evolución de sus dinosaurios, y tendrán que mutar a sus dinosaurios para que puedan defenderse del clima y de las criaturas de sus adversarios en la la isla de Krah, controlando desde sus migraciones hasta sus genes.

Esta nueva edición del juego ganador el prestigioso Concours International de Créateurs de Jeux de Société del año 2001 llegará a las tiendas con dos tableros reversibles, una rueda de clima, un laboratorio de biología, cinco marcadores de clan, cinco tableros de dinosaurio, cuarenta dinosaurios, trece marcadores de clima, cuarenta y ocho fichas de gen, una bolsa, ochenta y ocho fichas de Puntos de Mutación, quince cartas de evento y un dado de combate,… por un precio superior a los 40 euros.

Más información en www.asmodee.es