El pasado viernes, día 17 de Agosto, llegaron seis películas a la cartelera de nuestro país. Para todos los gustos y todos los públicos, incluyendo el regreso de Jason Bourne sin Matt Damon ni Peter Greengrass, un montón de piratas de plastilina del estudio de animación Aardman, un argelino que quiere ser italiano o un samurai que quiere poner fin a su vida, entre otros: El legado de Bourne, ¡Piratas!, Quiero ser italiano, Los tres chiflados, Hara-Kiri y Café de Flore.

En “El legado de Bourne” (“The Bourne Legacy”) el director Tony Gilroy (“Duplicity”, “La sombra del poder”) recoge el testigo de Paul Greengrass, y el actor Jeremy Renner, recientemente lanzado al estrellato al interpretar a Hawkeye en el blockbuster “Los Vengadores”, ocupa el hueco que dejó Matt Damon. Tony Gilroy es, de hecho, el guionista que está detrás de las historias de las tres entregas precedentes de Bourne, y asume el reto de conviertirse en el director al mando de la próxima película de una franquicia de espías que ha recaudado casi mil millones de dólares en la taquilla mundial mediante tres películas.
En Abril de 2010, varios meses después de que Paul Greengrass y Matt Damon decidieran no participar en este nuevo capítulo de la saga, los dos productores se pusieron en contacto con el guionista de la franquicia y le pidieron que pensara en una solución para seguir adelante. La idea interesó a Tony Gilroy, que aceptó buscar una forma de continuar con el vibrante mundo que había ayudado a crear y con el que había nacido un nuevo tipo de thriller de espionaje.
Y en “El legado de Bourne”, el director y guionista expande el universo de Bourne, creado por Robert Ludlum, con una historia original junto a Dan Gilroy (“Acero puro”, “The Fall: El sueño de Alexandria”) donde conoceremos a un nuevo héroe, al que no le queda más remedio que jugarse la vida como resultado de las tres películas anteriores.
Hace doce años conocimos a Jason Bourne mientras unos pescadores le sacaban del mar Mediterráneo. Durante tres películas seguimos sus pasos mientras intentaba sobrevivir y descubrir su identidad. Vimos a sus controladores de la CIA organizar auténticas operaciones internacionales para deshacerse de él. Descubrimos el programa Treadstone, las impresionantes habilidades de Bourne y, al concluir la trilogía, quizá pensamos que la historia había terminado. Pero “El legado de Bourne” desvela una intriga mucho más oscura, una mitología mucho más profunda y a un nuevo héroe que deberá luchar para seguir con vida cuando su programa se convierte en un peligro.
Las revelaciones de Jason Bourne a los medios al final de la tercera película, “El ultimatum de Bourne”, se han convertido en un incendio incontrolado que amenaza con destruir décadas de investigación y desarrollo para la obtención de espías y guerreros mucho más eficaces. Descubriremos que hay varios programas de inteligencia y que Treadstone, de la CIA, era simplemente uno de los primeros. Ahora se trata de impedir que salgan a la luz los otros programas.
El personaje principal se llama Aaron Cross, aunque a lo largo de la película lo conoceremos por varios nombres. Al igual que el anterior protagonista de la saga, Jason Bourne (un Matt Damon que, lógicamente, no aparece en el film), ha formado parte de un programa especial de entrenamiento similar a Treadstone, es el nuevo agente creado por “el programa”, aunque con un grupo diferente, otros cabecillas, y a mayor escala.
Jeremy Renner encabeza el reparto de “El legado de Bourne”, y llega acompañado por Rachel Weisz (“Detrás de las paredes”, “Agora”, “The Lovely Bones”, “El jardinero fiel”, “La momia”,…), Edward Norton (“El ilusionista”, “Moonrise Kingdom”, “Stone”, “El Increíble Hulk”, “El club de la lucha”, “Las dos caras de la verdad”,…), Stacy Keach (“W”, “American History X”) y Oscar Isaac (“Drive”, “Robin Hood”) en papeles nuevos, mientras que los habituales Albert Finney, Joan Allen, David Strathairn y Scott Glenn vuelven a encarnar a sus conocidos personajes. (www.ellegadodebourne.es)

¡Piratas!” (“The Pirates! Band of misfits”), una película del estudio de animación Aardman dirigida por Peter Lord y Jeff Newitt (“Wallace & Gromit”, “Chiken Run: Evasión en la granja”), nos contará las aventuras del exuberante barbudo Capitán Pirata, un entusiasta ilimitado, y algo menos que exitoso, terror de los mares, que junto con una andrajosa tripulación a su lado, tiene un sueño: vencer a sus grandes rivales Black Bellamy y Cutlass Liz para lograr el muy codiciado premio al Pirata del Año. Una búsqueda que lleva a los héroes desde las costas de la exótica Blood Island a las calles cubiertas de niebla del Londres Victoriano. A lo largo del camino tendrán que batallar contra la Reina Victoria que odia a los piratas, y asociarse con un joven Charles Darwin, sin perder nunca de vista aquello que un pirata ama por encima de todo… ¡la aventura!
Con las voces de Hugh Grant, Brendan Gleeson, Jeremy Piven, Salma Hayek, Martin Freeman, David Tennant, Ashley Jensen e Imelda Staunton en la versión original en inglés de la película, “¡Piratas!” es un nuevo ejemplo de como se pueden obtener magníficos resultados con técnicas tradicionales de animación como el stop-motion, y sin necesidad de ser ni Tim Burton ni Henry Selick, dos de los maestros del género. Producida por Aardman Animation y Sony Pictures Animation, “¡Piratas!” es la adaptación cinematográfica de “The pirates! (in an adventure with scientists)”, una serie de libros humorísticos de Gideon Defoe. m(www.thepirates-movie.com)

Y también: la francesa “Quiero ser italiano” de Olivier Baroux donde un argelino que se hace pasar por italiano lleva años ocultándole a todos, incluida su futura esposa, su verdadera identidad, “Los tres chiflados” de Bobby y Peter Farrelly, que recupera a los clásicos del humor americano Moe, Larry y Curly conocidos como “The three stooges”, la japonesa “Hara-Kiri” de Takashi Miike que entronca con “13 Asesinos” para narrar la historia un samurai que llega a la residencia de un clan con la intención de terminar con su vida llevando a cabo el ritual del harakiri, y “Café de Flore” de Jean-Marc Vallée que cuenta la historia de amor de unas personas separadas por el tiempo y la distancia que, sin embargo, están conectadas de forma profunda y misteriosa.

Valoración en IMDB (Internet Movie Data Base en www.imdb.com):
El legado de Bourne (“The Bourne Legacy”): 7,2
¡Piratas! (“The Pirates! Band of misfits”): 6,8
Quiero ser italiano (“L’italien”): 5,7
Los tres chiflados (“The three stooges”): 5,2
Hara-Kiri (“Ichimei”): 7,2
Café de Flore (“Café de Flore”): 7,2

Valoración en Rotten Tomatoes (en www.rottentomatoes.com):
El legado de Bourne (“The Bourne Legacy”): 54% (tomatometer), 59% (audience)
¡Piratas! (“The Pirates! Band of misfits”): 86% (tomatometer), 61% (audience)
Quiero ser italiano (“L’italien”): 28% (audience)
Los tres chiflados (“The three stooges”): 50% (tomatometer), 55% (audience)
Hara-Kiri (“Ichimei”): 80% (tomatometer), 66% (audience)
Café de Flore (“Café de Flore”): 77% (tomatometer), 63% (audience)

Valoración en Fotogramas (en www.fotogramas.es):
El legado de Bourne (“The Bourne Legacy”): 3/5
¡Piratas! (“The Pirates! Band of misfits”): 4/5
Quiero ser italiano (“L’italien”): 3/5
Los tres chiflados (“The three stooges”): 4/5
Hara-Kiri (“Ichimei”): 3/5
Café de Flore (“Café de Flore”): 3/5