Hace algunos meses se estrenó la primera de las dos versiones de Blancanieves que estaba preparando Hollywood, la colorista versión de Tarsem Singh, con Julia Roberts como madrastra y el diseño de vestuario de la japonesa Eiko Ishioka, que pasó sin pena ni gloria por los cines de aquí y de allá. Ahora le tocará el turno a la segunda candidata, una versión más oscura y adulta dirigida por Rupert Sanders.

Como recordábamos cuando presentábamos la «Blancanieves» de Tarsem Singh, no era la primera vez que dos películas con argumentos muy similares llegaban a la vez a las salas de cine. Ya pasó con «Robin Hood: Príncipe de los ladrones» de Kevin Reynolds con Kevin Costner o el «Robin Hood» de John Irvin con Patrick Bergin en el año 1991, y con el Cristobal Colón de «1492: La conquista del Paraíso» de Ridley Scott o «Cristóbal Colón: El Descubrimiento» de John Glenn: las comparaciones entre ambas cintas serán inevitables, se encumbrará a una y fracasará la otra.
En el caso de Blancanieves tenemos la revisión amable y colorista del cuento de los hermanos Jacob y Wilhelm Grimm protagonizada por Lily Collins, en la que la verdadera estrella es la madrastra interpretada por Julia Roberts, y la versión oscura y épica protagonizada por Kristen Stewart, con Charlize Theron como madrastra. ¿Cuál se llevará la victoria en este estúpido enfrentamiento que las productoras podrían haberse ahorrado si hubiesen modificado sus agendas y calendarios?
En la segunda película en llegar a los cines, titulada «Blancanieves y la leyenda del cazador» («Snow White and the Huntsman»), existe una sola mujer que supera en belleza a una reina tan malvada, que está dispuesta a acabar con ella. Pero la pérfida soberana ignora que el cazador que debía haberla matado, no sólo le ha salvado la vida, sino que le ha enseñado a defenderse. Poco después, aparecerá en escena el príncipe azul que queda hechizado por la belleza y el poder de Blancanieves.
Dirigida por el debutante Rupert Sanders, un reputado realizador publicitario que salta a la gran pantalla, esta película con un presupuesto propio de una superproducción de 200 millones de dólares se enfoca desde un aspecto más oscuro, violento, épico y fantástico que la propuesta de Singh, y tiene como protagonistas a la delicada Kristen Stewart de la saga «Crepúsculo» en el papel de Blancanieves, al poderoso australiano Chris Hemsworth de «Thor» y «Los Vengadores» en el papel de cazador y a la actriz sudafricana Charlize Theron, ganadora de un Óscar por su papel en «Monster», como de la perversa reina Ravenna. Junto a ellos, Sam Claflin, Ray Winstone, Ian McShane, Eddie Izzard, Bob Hoskins, Toby Jones, Eddie Marsan, Stephen Graham, Nick Frost y Joey Ansah, entre otros. Entre estos nombres, por supuesto, se encuentran los indispensables siete enanitos, muy alejados de la película animada de Disny y también de la decepcionante producción infantil de Singh.
«Blancanieves y la leyenda del cazador» está previsto que se estrene en Junio y, si la taquilla responde, está pensada como la primera parte de una ambiciosa trilogía que ya tiene a David Koepp, el guionista de «Parque Jurásico», escribiendo la segunda entrega. (www.quieneslamashermosa.es)

{youtube}bFymKjZl4cM{/youtube}