Nueve carteles de películas de próximo estreno, o de reciente estreno, donde conviven humildes sleepers y ambiciosos blockbusters que se preparan para el invierno y el nuevo año, donde comparten espacio los ganadores del favor de la crítica y el público y los grandes derrotados de la taquilla, los premios y los festivales: Blue Valentine, El atlas de las nubes y Hermosas Criaturas.

Demasiado ambiciosa, demasiado irregular, demasiado compleja. Con estos adjetivos ha clasificado la crítica de los EE.UU. el último trabajo de los hermanos Andy y Lana Wachowski, junto al alemán Tom Tykwer (“Corre Lola, corre”, “El perfume”, “The International”), “El atlas de las nubes” (“Cloud Atlas”). E incluso la revista “Time” no dudó en calificarla como la peor película del año 2012, afirmando que es una “hinchada fantasía de efectos especiales y magia del maquillaje sin la menor emoción”.
Presentada como una muñeca rusa tipo matrioshka, en forma de un conjunto de varias historias que se desarrollan en el pasado, el presente y el futuro y donde cada una de ellas está contenida en la anterior, “El atlas de las nubes” es un ejemplo del llamado Efecto Mariposa dentro del marco de la teoría del caos, que afirma que “el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo” y en la película se expone porqué todas las historias están entrelazadas entre sí por pequeños detalles.
Protagonizada por Tom Hanks, Halle Berry, Jim Broadbent, Hugo Weaving, Jim Sturgess, Du-na Bae, Ben Whisaw, James D’Arcy, Xun Zhou, Keith David, David Gyasi, Susan Sarandon, Hugh Grant, Robert Fyfe, Martin Wuttke, Robin Morrissey, Brody Lee, Amanda Walker, Ralph Riach, y Andrew Havill, entre otros, “El atlas de las nubes” es una adaptación de la novela homónima de David Michell del 2004, seis historias entrelazadas que dan la vuelta al mundo y recorren desde el siglo XIX hasta un futuro apocalíptico.
El relato se abre en 1850 con el regreso del notario estadounidense Adam Ewing desde las islas Chatham a su California natal. Durante el viaje, Ewing traba amistad con un médico, el doctor Goose, que comienza a tratarle de una extraña enfermedad causada por un parásito cerebral… Repentinamente, la acción se traslada a 1931 en Bélgica, donde Robert Frobisher, un compositor bisexual que ha sido desheredado, se introduce en el hogar de un artista enfermizo, su seductora esposa y su núbil hija… De ahí saltamos a la Costa Oeste en la década de los setenta, cuando Luisa Rey destapa una red de avaricia y crimen que pone en peligro su vida… Y, del mismo modo, con idéntica maestría, viajamos a la ignominiosa Inglaterra de nuestros días, a un superestado coreano del futuro próximo regido por un capitalismo desbocado y, finalmente, a Hawai, a una Edad de Hierro post-apocalíptica que corresponde a los últimos días de la historia.
Sin embargo, la historia tampoco termina ahí. La narrativa vuelve, como si de un bumerán se tratara, en el tiempo y en el espacio hasta el punto de partida recorriendo, en sentido inverso, la trayectoria trazada. Acción, misterio y romance se entretejen dramáticamente a través de la historia mientras un alma pasa de ser un asesino a un héroe, y un simple acto de piedad se propaga a través de los siglos para inspirar una revolución en el futuro lejano. (wwws.warnerbros.es/cloudatlas)

Blue Valentine” de Derek Cianfrance (“The Place Beyond The Pines”) recibió muy buenas críticas en los EE.UU., fue seleccionada en un mismo año para los festivales de Sundance, Cannes y Toronto, y los grandes premios no la ignoraron (una nominación al Óscar para Michelle Williams como mejor actriz, dos nominaciones a los Globos de Oro para Ryan Gosling y Michelle Williams como mejores actores de drama, una nominación a los Independent Spirit Awards para Michelle Williams como mejor actriz) pero ni una cosa ni la otra fueron suficientes para convencer a los distribuidores que la película merecía un hueco en la cartelera de nuestro país,… a diferencia de algunos bodrios de Nicholas Cage, Will Ferrell o Adam Sandler que, para nuestra salud, casi hubiese sido mejor que se hubieran perdido entre Nueva York y Barcelona.
Con dos de los actores jóvenes más prometedores trabajando juntos, Ryan Gosling y Michelle Williams, “Blue Valentine” es un drama romántico que nos narra la intensa relación de una pareja que se enamora apasionadamente en su juventud y como se enfrentan a los retos del matrimonio seis años después.
Dean y Cindy son padres de una maravillosa hija, pero su relación ha pasado por mejores momentos desde que tienen que compaginar las demandas y expectativas del trabajo y la vida familiar. Ante un futuro incierto de la relación, deciden una escapada romántica a un hotel, donde rememoran todos los momentos románticos de un pasado lleno de buenos recuerdos, e intentan recuperar su pasión y amor para así salvar su matrimonio. Así, en el hotel temático donde se hospedan, en la “habitación del futuro”, conoceremos la historia de Dean y Cindy, desde que se conocen, a cómo su amor se va forjando, vive su apogeo y empieza a deteriorarse irremediablemente.
Narrado con destreza entre el pasado y el presente, “Blue Valentine” es un retrato crudo y sutilmente redactado del amor y desamor que también cuenta con la participación de los actores Mike Vogel, Ben Shenkman, Maryann Plunkett, Liam Ferguson y John Doman, entre otros.
En los EE.UU. se estrenó en Diciembre del 2010, y han pasado dos años y dos meses hasta que alguien ha considerado que aquí también se merecía una oportunidad. Y nosotros nos preguntamos… ¿por qué? (www.bluevalentine.es)

Se ha ido “Crepúsculo”, pero llega “Hermosas Criaturas“. La saga cinematográfica basada en las novelas de Stephanie Meyer llegó a su capítulo final en Noviembre, pero frente a la puerta está preparada una nueva película que confía en recoger el testigo. Es “Hermosas Criaturas” (“Beautiful Creatures”), adaptación cinematográfica de las novelas de Kami García y Margaret Sthol, conocidas como las Chicas Caster.
Dirigida por Richard LaGravenese (director de “Posdata: te quiero” y guionista de títulos como “Los puentes de Madison” o “El hombre que susurraba a los caballos”) y protagonizada por jóvenes talentos como Alden Ehrenreich (“Stoker”, “Twixt”), Alice Englert (“Singularity”, “Ginger & Rosa”), Emmy Rossum (“El fantasma de la Ópera”, “El día de mañana”) y Thomas Mann (“Hansel y Gretel: cazadores de brujas”, “Project X”), junto a veteranos de la talla de Jeremy Irons, Viola Davis y Emma Thompson, “Hermosas Criaturas” nos cuenta la historia de Ethan Wate, un adolescente que sueña con escapar de su rutinaria vida en la pequeña localidad de Gatlin, hasta que conoce a Lena Duchannes. Literalmente, la chica con la que ha estado soñando y quien le revelará el mundo oculto bajo la aparente placidez de Gatlin. Un mundo secreto donde la magia lo domina todo y nada es lo que parece… Una inolvidable historia de amor repleta de magia y suspense, perfectamente adscrita al género del romance paranormal adolescente.
El libro “Hermosas criaturas”, la primera entrega de la saga de “Sixteen Moons” formada por “Hermosas criaturas”, “Hermosa oscuridad”, “Hermoso caos” y la reciente “Hermoso final”, fue un fenómeno editorial en los EEUU: en tres meses se vendieron más de 75.000 ejemplares, ocupó los primeros puestos de las listas de ventas de The New York Times, fue elegido libro juvenil del año 2009 por Amazon, y se ha convertido en todo un referente en la literatura juvenil comparable a la saga “Crepúsculo”. (http://beautifulcreatures.warnerbros.com/)

{gallery}cine/ensalada496{/gallery}