Y el tablón de madera en el que Rose y Jack se refugian en la escena final de “Titanic“, 718.750 dólares. Y la copa del Santo Grial utilizada de “Indiana Jones y la última cruzada“, 87.500 dólares. Y el vestido que Kate Winslet lució durante la escena final de la película de James Cameron, 125.000 dólares. Estos, y muchos otros, se subastaron recientemente en la subasta que organizó la Heritage Auctions en Dallas, donde se pujó por más de 1.600 objetos emblemáticos que habían formado parte de la cadena de restaurantes Planet Hollywood.

El polémico tablón de madera en el que Rose se refugiaba en la escena final de “Titanic” fue el objeto que alcanzó una cifra más elevada en la subasta organizada por Heritage Auctions en Dallas entre el 20 y el 24 de marzo. Su precio de salida era de 40.000 dólares (unos 36.000 euros), y el precio final se disparó hasta los 718.750 dólares finales (unos 663.000 euros). Superó, de mucho, a otros objetos a la venta como el látigo de Indiana Jones en “Indiana Jones y el templo maldito“, que se quedó en 525.000 dólares (unos 484.000 euros). “Solo” medio millón de euros.

Entre los objetos a subasta estaba la máscara verde de “La Máscara“, un batarang del “Batman” de Tim Burton, el guante de beisbol de Morgan Freeman en “Cadena Perpetua“, la hacha de Jack Nicholson en “El Resplandor“, la chaqueta de cuero de Arnold Schwarzenegger en “Terminator 2“, las tablas de Moisés de “Los Diez Mandamientos“,… y otros tantos objetos de “Superman”, “Star Wars”, “Forrest Gump”, “Lawrence de Arabia”, “Instinto Básico”, “Los Cazafantasmas”,… y otras películas de los años ochenta, noventa y dosmil.