Los políticos aragoneses, de uno y otro bando, parecen decididos a tocarnos la moral en lo más íntimo. Después de innumerables recortes ahora, el excelentísimo Ayunamiento de Zaragoza, se desayuna decidiendo que la mejor manera de ahorrar es cancelar el X Salón del Cómic de Zaragoza que costaba una miseria. Es mejor gastar dinero en el tranvía, que es donde pueden robar a base de comisiones.

El Ayuntamiento de Zaragoza cancela el Salón del Cómic de Zaragoza

Aunque desde Malavida se está intentando hacer que los jetas del Ayuntamiento de Zaragoza cambien de opinión (ahí abajo tenéis carta tipo y direcciones a las que escribir para pedir que no se cancele) yo no las tengo todas (ninguna) conmigo, porque sí, porque parece que los políticos han decidido que la única manera de salir de la crisis es despedir gente, dejar de dar ayudas y subvenciones, recortar gasto social y seguir jodiendo al ciudadano y a las pymes mientras se abren de piernas para las grandes empresas. No importa salir de la crisis, sino que la valoración de la economía española reciba un aprobado, mejor si es notable, tengamos 4 ó 5 millones de parados o no, eso es lo de menos. Aunque los bancos nos ahoguen en una crisis que ellos provocaron y que, curiosamente, les está dando beneficios y ayudas… justo al contrario que al resto de los mortales que ven cómo se vuelven a encarecer las hipotecas, cómo algunos pierden sus casas o cómo bajan los sueldos.

En fin, que hasta que no colguemos a todos estos politicuchos del cuello no van a cambiar, estamos en un sistema de mierda que decide que la cultura y lo social no importan, que hay que recortar y joder al votante que, increíblemente, aún se engaña pensando que PSOE o PP (especialmente el PP, obrero y de derechas, ¡ja!) van a preocuparse una mierda por crear empleo o ayudar a los ciudadanos necesitados. El único opio que nos dan es el fútbol, el resto, la cultura, no importa.

Con este panorama, ¿cómo voy a creer que no cancelen el Salón del Cómic de Zaragoza? Sinceramente, bastante ha durado, diez ediciones, dos de ellas en plena crisis… gracias a la gente de Malavida por un trabajo tan excepcional. Y, para los ingenuos (yo también he escrito), ahí abajo tenéis la carta tipo para pedir a estos sinvergüenzas que dejen de mirarse el ombligo.

 

ACTUALIZACIÓN

Según está noticia del Heraldo de Aragón (http://bit.ly/pfPDqz) el presupuesto del Salón había sido rebajado de 65.000 a 30.000€… calderilla, sobre todo si tenemos en cuenta los cientos de millones que cuestan las obras del puñetero tranvía.


Saludos.

Ayer se celebró una reunión con los actuales responsables del Salón del cómic de Zaragoza en la que estuvimos presentes miembros de varios colectivos relacionados con el cómic.

Tristemente se nos comunicó que este año el Ayuntamiento ha decidido cancelar el Salón del Cómic de Zaragoza.

Por favor, si quieres ayudarnos a evitar que cancelen este importante evento, envía un e-mail de queja o de protesta a las siguientes direcciones:

webmunicipal@zaragoza.es

consejeropresidencia@zaragoza.es (Fernando Gimeno, vice alcalde de Zaragoza)

jblasco@zaragoza.es (Jerónimo Blasco, consejero de cultura)

Agradeceríamos la máxima difusión de este mensaje.

Más información sobre el salón del cómic y la triste decisión que ha tomado el ayuntamiento, una vez más sin contar para nada con la ciudadanía: http://bit.ly/r6UCwJ


CARTA TIPO

Saludos.

Me dirijo a ustedes para protestar por la reciente decisión de cancelar el Salón del Cómic de Zaragoza.

Es un evento que este año cumpliría su décima edición, y que siempre se ha hecho con pocos medios pero con muchísima ilusión por parte de todos los colaboradores.

El cómic es un mundillo relativamente reducido, y aún así en Aragón tenemos una de las canteras más importantes del estado. Este mismo año, la casi totalidad de los premios populares del salón del cómic de Barcelona (el más importante de España) recayó en autores aragoneses. Además, asistimos a una auténtica avalancha de novedades aragonesas de gran calidad.

El salón supone un importántisimo apoyo, y su cancelación sería un duro golpe para esta maltrecha y minoritaria industria.

En su última edición, más de 16.000 personas pasaron por el Salón, en el que hubo actividades de todo tipo y para todo tipo de públicos.

Además, al Salón del cómic ha recibido siempre unas excelentes críticas por parte de asistentes, expositores, autores, editores y la ciudadanía en general. Siempre aparece en medios nacionales, cosa que no se puede decir de muchas otras actividades culturales. Además, tiene una imagen más que buena en todo el estado.

Por favor, recapaciten y no echen abajo una cita tan importante para el mundillo cultural aragonés.

Atentamente.