Gracias al vínculo especial que le une a su dueño Denny Swift, un aspirante a corredor de Fórmula 1, Enzo tiene una espectacular visión de la condición humana y da por hecho que las técnicas que uno necesita para ganar una carrera son las mismas que se necesitan para desenvolverse felizmente y con éxito por el viaje de la vida. La película recorre la historia de Denny y los amores de su vida: su mujer Eve, su hija Zoë, y por último su mejor amigo, su perro Enzo.