Tras aterrorizar a los espectadores con su ópera prima Hereditary, Ari Aster vuelve a la gran pantalla con el guion y la dirección de «Midsommar», un perverso cuento de terror que transcurre a plena luz del día. La película sigue el viaje a Suecia de una pareja estadounidense para celebrar el Midsommar, una peculiar fiesta que conmemora el solsticio de verano. Una vez allí la brillante claridad del día se ensombrece con el ambiente siniestro que se respira en la aldea cuando dan comienzo las perturbadoras actividades ideadas por sus lugareños.