Helena es una mujer felizmente casada y con una hija a la que adora. A pesar de que su vida pueda parecer ideal, esconde un pasado terrorífico: su madre fue secuestrada cuando era una adolescente y ella es el producto de la relación que mantuvo con su captor. Cuando su padre escapa de prisión, matando a dos policías por el camino, Helena decide enfrentarse a su pasado secreto y buscar venganza contra el hombre que secuestró a su madre.