Batman, el alter-ego enmascarado de Bruce Wayne, el hombre murciélago creado por Bob Kane y Bill Finger para la revista «Detective Comics», emblema de DC Comics, es un icono de los cómics de superhéroes y uno de los personajes de la editorial que mejor han superado el paso a la gran pantalla. Tim Burton y Christopher Nolan (y Joel Schumacher, pero a éste mejor olvidarlo) han sabido convertir al héroe en símbolo, y objecto recurrente de homenajes.

Mash-up es un vocablo anglosajón que define el ejercicio artístico de mezclar dos fuentes distintas para obtener un producto final diferente, que resulta de sumar las características principales de ambos. En resumen: coges un poco de aquí y un poco de allí, agitas, y sale algo diferente. En castellano aún no hay una palabra concreta que lo defina con exactitud. 
En esta ocasión nuestra sección de mezclas, donde os mostramos la fusión de dos o más productos para generar un tercer producto distinto, resultado de la suma de lo elementos más distinguibles de los dos originales, está dedicada a Batman, el superhéroe de DC Comics que tuvo su primera aparición en el número 27 de la revista «Detective Comics» de la editorial National Publications (la futura DC) en mayo del año 1939. En la mezcla, los minions de Gru, Doraemon, «Pesadilla antes de Navidad», los coches de «Cars» o la noche estrellada de Van Gogh.

{gallery}comic/mashup_batman2{/gallery}