A poco que hayáis estado leyendo la prensa habréis visto que los periódicos insisten en que se avecina una ola de cierre de negocios, de quiebras… El motivo es muy claro: se acaban las ayudas por la pandemia, y por la guerra de Ucrania, y se cierra el ejercicio fiscal o algo… Bueno, vale, no es tan sencillo de explicar pero viniendo de lo que venimos los últimos 2 años no hace falta explicar mucho. Las empresas cierran por las consecuencias de estos dos horribles años y ahora tenemos que sumar el cierre de Ediciones el Transbordador que fue  anunciado ayer en Twitter.

Aquí se nos anuncia el cierre de la editorial tras casi siete años y es que estos dos últimos años han sido muy duros para los miembros de la editorial que, finalmente, han decidido tirar la toalla.

Aunque como los geniales locos que son aún nos ofrecerán dos títulos nuevos en otoño y todos sus libros estarán disponibles y en distribución hasta mediados de 2023, aunque por desgracia esto no será así con el III Premio El Proceso que queda anulado por el cierre editorial.

La verdad es que Ediciones El Transbordador es una de esas editoriales de las que, por desgracia, he podido picotear poco a lo largo de los años, ahora mismo recuerdo haber comprado, leído y reseñado Su muerte, gracias, de Abel Amutxategi y me quiere sonar que también me hice con Sombras tennen y Laberinto tennen, de David Luna Lorenzo, pero que aún no he podido empezar a leerlos (en serio, mi pila de lecturas pendientes en cómics y libros es altamente preocupante). Además también me quedan pendientes de comprar libros como El arcano y el jilguero, de Ferran Varela, aunque en realidad debería hacerme con todos los libros de Ferrán Varela por lo que he oído comentar, además de otros como Los archivos de Van Helsing, de Xavier B. Fernández. Pero a poco que eche un ojo seguro que muchos más libros de Ediciones El Transbordador me llaman la atención.

Así que, después de que Cazador de Ratas anunciase su cierre ahora nos toca despedirnos de Ediciones El Transbordador y esperar que, con suerte, sea la última editorial independiente en despedirse. Se os echará de menos.