Crisis de Identidad” es uno de esos rara avis, un cross-over que no sólo sirve para sacar más dinero del bolsillo del fan, sino que sorprende y ofrece una historia que atrapa y engancha incluso diez años después. La edición del décimo aniversario que publicó ECC hace un par de meses es un gran homenaje al trabajo de Brad Meltzer y Rags Morales.

crisis_de_identidadCrisis de Identidad
Edición original: Identity Crisis, Identity Crisis 10th anniversary edition USA
Guión: Brad Meltzer
Dibujo: Rags Morales
Tinta: Michael Bair
Color: Alex Sinclair
Formato: Libro cartoné, 288 págs., color.
28,5€

La novela gráfica Crisis de identidad sacudió el Universo DC. Alteró de forma permanente el panorama del mismo y sus repercusiones influyeron en años de tramas. Esta edición especial recopila la miniserie de siete números y también incluye una introducción de Joss Whedon, los comentarios del equipo creativo, una galería de bocetos y el guion completo del primer episodio.

El asesinato de uno de los suyos ha dejado destrozada a la comunidad superheroica de toda la Tierra. Nuestros campeones se reunen para llorar a la víctima, abrazan a sus seres queridos y, de inmediato, empiezan a buscar al asesino por el mundo entero. Sin embargo, hay quienes ya saben quien es el culpable. Hace años, para proteger a la vi´ctima de un supervillano, hubo unos he´roes que se pasaron de la raya. Ahora, el secreto que han guardado durante tiempo va a hacer pedazos a la comunidad superheroica.

En diciembre ECC publicó una nueva edición, la tercera en total en España, de Crisis de Identidad, un crossover que sacudió los cimientos de la propia Liga de la Justicia y que en España hemos podido disfrutar en dos formatos: el primero una grapa tamaño ultimate que encarecía notablemente la edición y el segundo el formato cartoné con una posible mala elección de portada. Esta nueva edición está basada en la edición del décimo aniversario de su publicación original y se nota que en ECC han hecho un esfuerzo por no inflar el precio a pesar de contar con más páginas (meten 64 páginas de guión a razón de 4 por página, por ejemplo y no se echa en falta ninguna de las fantásticas portadas que dibujó Michael Turner en su día) y les ha quedado una edición francamente bonita y repleta de extras e información, además, Crisis de Identidad en el tamaño de comic-book es lo lógico. Por cierto que esta edición, además, cuenta con una introducción de Joss Whedon que podéis leer aquí.

crisis_de_identidad-2La historia sobre Crisis de Identidad es por todos conocida, en DC querían hacer un gran ruido mediático y decidieron que lo mejor sería ir al extremo, acogieron bajo sus alas a Brad Meltzer, un escritor (y bastante bueno) y le dejaron jugar con la Liga de la Justicia en un evento que tuvo por nombre Crisis de Identidad (el título venía de un episodio de “Aventuras de Superman”, la serie de televisión protagonizada por George Reeves) y, a pesar de ofrecer una más que interesante historia, acabó por levantar muchísimas ampollas por decisiones como que Sue Dibny fuese violada en retrocontinuidad (no bastaba con asesinarla y quemar su cuerpo), Superman es retratado como alguien que sólo oye lo que quiere y le interesa, Batman es violado también, lo cual es curioso, porque mientras que algunos se preguntan cómo es que Superman no es tan popular como antaño quizás deberían preguntarse porqué DC sigue empeñada en alzar, y mantener, a Batman en los altares mientras a Superman lo ridiculiza un escritor tras otro (aquí es decir que escoge no “oir” lo que no le interesa, también suele ser retratado como el villano en varias historias alternativas o, cómo no, un tipo tan “bueno” que aburriría hasta al Capitán América con su conversación… ¿cómo va a vender bien el personaje si no hacen por escribir un Superman más interesante).

El caso es que esas decisiones polémicas dieron más empaque a una historia que inventaba trapos sucios en el pasado de la Liga y los descubría ante el asesinato de Sue y los otros intentos de asesinatos. No se puede olvidar que algunas de estas decisiones fueron muy polémicas (y alguna que otra, innecesaria, sobre todo porque parecían perseguir cierto ensañamiento con un personaje que ya había perdido a su madre) pero tampoco se puede negar que estamos ante una historia que atrapa y conmueve, puede que se recurran a esos trucos para que las acciones de los héroes “secundarios” de la Liga tengan más peso, pero… ¡qué historia!

crisis_de_identidad-3Está genial ver cómo se va desentrañando poco a poco el misterio de la muerte de Sue, cómo esto afecta a todos, cómo los villanos están preocupados por lo que se les viene encima y cómo los héroes no saben ni por dónde les da el aire mientras dan palos de ciego (Batman no, él, cómo no, es el único que resuelve el misterio, nuevamente como parte de la decisión editorial de hacer que él sea el que “más mola”, incluso en una historia así, hubiese sido un detalle dejar que fuese Ralph), también es emotivo ver cómo Meltzer y Morales reflejan el amor de Ralph a Sue y cómo su muerte lo destruye, ambos autores reflejan con pericia una situación dramática. Sí, Crisis de Identidad es, en parte, la típica historia del “¿quién asesinó a…?”, pero incorpora otras líneas argumentales que nutrieron, y se reflejaron, en diversas series de DC como los Jóvenes Titanes o el propio Batman.

Hablar de Crisis de Identidad es algo complicado, recuerdo que, por mucho que me gustase la historia y el dibujo de Rags Morales, estuve mucho tiempo molesto por la decisión de Planeta de publicarlo en un formato que consideraba ridículo y también por la decisión de comenzar a deshacer todo lo bueno de la Liga de la Justicia de DeMatties y Giffen, este fue el principio del fin para personajes de peso que, si bien eran secundarios, eran muy queridos por el público. No es fácil afrontar una retrocontinuidad que te dice que los héroes que admiras (aunque sean de ficción) serían capaces de llegar a estos extremos y que se justificasen diciendo que “los otros” no se enteraban porque no querían.

Aún así Crisis de Identidad es una historia muy buena y muy recomendable, puede que levante pasiones pero el tratamiento, adulto, de los héroes que realizan Brad Meltzer y Rags Morales sentó cátedra en una DC que no sabía que hacer para superar a Marvel y que acabó optando por descender a las traiciones y violencia como método para diferenciarse de la competencia, sí, es una gran historia, pero también la semilla de la que vinieron historias muy malas.

A pesar de tener sentimientos encontrados adquirí el TPB rustica yanki hace muchos años, aún lo conservo en la estantería y aún reconozco que Crisis de Identidad es una gran historia bellamente ilustrada… aunque me siga levantando ampollas.