Aunque José Fonollosa ha realizado una gran cantidad de trabajos (Billy Bob, Te quise como sólo se quiere a los cabrones, Sebastian Lefou, El viaje de Darwin, Sex o no sex, Los muertos revivientes, Los Vengatas, Los otros superhéroes o Mordiscos), pero es mayormente conocido por haber llegado al corazón de los amantes de los gatos. Éxito que repetirá con este “Citas de gatos de personajes históricos que los amaron“. Seguro.

Citas de gatos de personajes históricos que los amaron

Guión: José Fonollosa
Dibujo: José Fonollosa
Tinta: José Fonollosa
Color: José Fonollosa
Formato: Libro rústica, 110 págs. bitono.
14,95€

¡Vuelven los gatos de Fonollosa! 

Mark Twain, Aldous Huxley, Ernest Hemingway, Winston Churchill, Miguel de Unamuno y muchos más grandes personajes históricos amaron y hablaron de los gatos. Ahora, José Fonollosa, autor de la exitosa saga de Miau, ilustra de manera magistral las citas de todos estos autores. Cientos de adorables gatos dibujados como solo un autor que ama a los gatos podría hacer. 

José Fonollosa es un autor satírico español que un buen día decidió dedicar a sus gatitos uno de sus cómics, de ahí a ver cómo las ventas de Miau, Más miau, Guía gatuna, Todo miau y Ultragato, se disparaban, contando con varias reediciones, fue todo uno. José es un autor comprometido con su trabajo, tanto como para adoptar un tercer gatito, Toñín, cuando se quedó sin ideas (sí, sí, él dirá lo que quiera, ya sabéis cómo son los artistas con la pela, jejeje). Los tebeos dedicados a las mascotas que más amamos han demostrado ser un filón del que Diábolo, y el autor, están sabiendo sacar partido a la par que contentan enormemente a sus lectores.

Descubrí esta faceta del trabajo de Fonollosa a través de Facebook y de la comunidad Miau Cómic, ahí se compartían algunas de las tiras de Miau, Más miau, Toñín… era imposible, como siervo de dos gatitas, no enamorarse del estilo con el que José dibuja y colorea a los gatitos, era imposible no caer rendido ante la personalidad de Delfi, Rufa y Toñín, así que cuando Diábolo publicó Todo Miau solicité una copia de prensa y caí rendido. Tiempo después pude escuchar a José en una charla en el Salón del Cómic de Zaragoza y comprendí que los amantes de los gatos estamos cortados por el mismo patrón. Amor incondicional ante nuestros “felinos dueños”.

Pero hay una actitud entre aquellos no-amantes de los gatos que siempre me ha molestado (dejando aparte el hecho de que “los gatos negros dan mala suerte” hay que ser ignorante y bárbaro para ni siquiera conocer bien el dicho popular) y es la mala fama de la que gozan. “Traidores”, “indignos de confianza”, “peligrosos”… son opiniones que me han repetido muchas veces amigos/as a los que no les gustaban los gatos y que tampoco les dan una mínima oportunidad… sospecharía de los amantes de los perros si no fuese porque sé que muchos también son amantes de los gatos. 

{gallery}comic/diabolo/citasgatos{/gallery}

Los gatos gozan de muy mala fama entre los ignorantes que confunden la actitud de los gatos callejeros (que han aprendido, por las malas, a desconfiar del ser humano) a los gatos que han decidido ocupar una casa y hacer inmensamente feliz a un humano. Pero, normalmente, la gente suele desconfiar de la palabra de un amante de los gatos: “no te va a hacer nada, es muy buena”, curiosamente hay gente que desconfía de una gata muuucho más que de un perro de enorme tamaño capaz de, bueno, de acabar con tu vida en un mordisco. Los gatos son peligrosos porque… bueno, no sé, por algo. No desde luego por su tamaño o por el daño que puedan causar sus “peligrosísimas” garras, pero son peligrosos… o eso piensan aquellos que les tienen miedo y que, sin embargo, no dudan en acercarse a un perro enorme. ¿Lógico? No, pero tampoco es que vayan a creer en tu palabra, a creer que tu “hijita” es absolutamente inofensiva y que tan sólo quiere que juegues con ella, que le hagas mimos o que le dejes un ratito en paz. Cuando realmente llegas a conocerlos descubres que en muchos aspectos parecen seres humanos… pero inteligentes. Quizás eso es lo que les da miedo, no lo sé, pero llega un momento en el que te cansas de intentar explicar que no son peligrosos y que sí son inteligentes, y mucho.

Así que este nuevo trabajo de José, Citas de gatos de personajes históricos que los amaron, me va a permitir citar a grandes personajes, desde Leonardo da Vinci al recientemente fallecido Terry Pratchett, que a lo largo de su vida demostraron su indudable amor hacia los gatos y su carácter. Puede que mis palabras no convenzan a nadie, pero las de estos genios, acompañadas de unas tiernas y divertidas ilustraciones de José, deberían servir para, al menos, sembrar las dudas en esas pobres mentes que desconfían de unos seres que, si bien no son dioses, sí que parecen un regalo divino. El mejor regalo que podemos aceptar.

Una vez más mientras leía Citas de gatos de personajes históricos que los amaron me he encontrado haciendo fotos con el móvil y enviando algunas de las citas que más me han gustado, es muy interesante descubrir que los pensamientos de esas grandes mentes coinciden con los míos. Y quién sabe, quizás estas citas sirvan para abrir los ignorantes ojos de los temerosos. 

En cualquier cosa es una auténtica maravilla tener en un tu vida a un gatito, y el saber que hay otros locos, como José en primer lugar, que no sólo comparten ese amor hacia los felinos sino que los defienden frente a esa injusta y estúpida reputación adquirida tras siglos de supersticiones y sentimientos religiosos que buscaban mostrar a los gatitos como “siervos del Diablo”.  

La edición de Diábolo es recogida, coqueta y muy manejable, tan sólo sugeriría añadir una pequeña línea tras la firma de cada cita indicando por qué es conocido el autor de la misma, la mayoría de personajes son fácilmente reconocibles, pero, bueno, ya sabéis, muchos han estudiado la ESO…  Dejando este pequeño detalle aparte es una edición fantástica.

Así que, sí, por supuesto que os recomiendo la lectura de Citas de gatos de personajes históricos que los amaron, especialmente si eres amante de los gatos, o de los animales. Podréis utilizarlo para desacredita la “sesuda” opinión de aquellos amigos temerosos de sentir el placer de acariciar a un gatito.

{xtypo_quote} En el pasado, los gatos fueron adorados como dioses y todavía no lo han olvidado.
Terry Pratchett{/xtypo_quote}