Samuel L. Jackson se incorpora al reparo de la próxima película de Quentin Tarantino, "Inglourious Basterds", aunque su aparición se limitará a la voz en off del narrador.