Tengo que reconocer que llevo un par de días descargando algún que otro comic y un par de películas. No ha sido de forma legal, pero me han gustado tanto que, en nada, legalizaré mi situación al adquirir estos productos… de tanto que me han gustado. Y esto me ha hecho pensar ¿es tan mala la piratería?

https://www.via-news.es/images/stories/opinion/pirateria.jpg Hay una cosa que siempre me ha “escamado” sobre la piratería de series de TV, películas, música, videojuegos, comics… en fin, de todo. Básicamente está el concepto erróneo de los “editores” de que TODO aquél que se descarga un capítulo o un libro ES, de hecho, un cliente que ya no va a comprar ese producto. Hombre, la verdad es que ahí es dónde veo el error porque si ese cliente, tras ver, o leer o escuchar, el producto ya no está interesado en él… ¿qué dice eso del producto en cuestión? ¿”Usar una vez y tirar”? Pues menudo error de diseño…

La cosa me escama mucho porque esto es precisamente lo contrario de cómo se comportan estas empresas. Es decir, YA vemos en la televisión un buen montón de series, de gratis (de acuerdo, las cadenas de TV pagan por ellas), pero, sin embargo, poco después las sacan a la venta… ¡y se venden bien! Esto quiere decir que hay confianza en que el producto sea bueno y de que, por lo tanto, los clientes “piquen” a pesar de que YA han podido disfrutar de TODO el producto. Esto es, si el producto le gusta al cliente éste pica y lo compra. Así de “fácil”.

Así que, en realidad, si el “producto” se vende mucho mejor si tiene DIFUSIÓN, si es CONOCIDO. ¿Por qué atacar a la piratería? A fin de cuentas ¡les está haciendo el trabajo!

https://www.via-news.es/images/stories/opinion/sgaepoly.jpgMi teoría es similar a la expuesta, si yo me descargo una serie (o un comic, o un libro, o lo que sea) y ésta me gusta, que los editores estén tranquilos: compraré esa serie o libro o comic… eso sí, lo compraré cuando pueda permitírmelo. Y, que no haya lugar a dudas, el cliente que no lo compre… ¡es que no lo iba a comprar de ninguna manera! Vamos, que, salvo, quizás, los productos MALOS el resto tiene más posibilidades de venderse si son conocidos por más gente. Eso sí, luego no pueden pretender “clavar” el oro y el moro por un pack de una temporada de TV como, por ejemplo, hicieron Alias, serie de la que compré las 3 primeras temporadas porque salieron a 30 euros cada una y que no continué cuando el precio se incremento sin causa alguna a casi el doble. O con los precios tan abusivos que tenía X-Files en España… así, mal.

Así que, si un editor tiene un buen producto, comic, libro, película…, el hecho de que la gente se descargue ese producto no debería repercutir negativamente en las ventas. Eso sí, no nos ceguemos y pensemos “a lo SGAE” que cada descarga equivale a una venta. Muchísimas veces la descarga no va a ser utilizada, no va a ser vista o leída, pero de entre aquellos que sí la disfruten… hay muchas posibilidades de que bastantes lo compren… si el producto merece la pena.

Por cierto, una curiosidad, ¿sabe alguien si las bibliotecas pagan canon a la SGAE? Lo digo porque, a fin de cuentas, viene a ser lo mismo, cada préstamo de libro, película o comic equivale a una descarga, ¿verdad? Entonces, ¿por qué no he oido a la SGAE atacar a las bibliotecas?

Por supuesto los comentarios están abiertos para cualquier opinión siempre que venga desde el respeto hacia mi, la SGAE o quien sea.

ACTUALIZACIÓN:  Leo con cierto estupor en la página de la Asociación de Internautas que de acuerdo al Informe de la industria de contenidos en España de ASIMELEC, y cito; "no hay una bajada de ingresos en el sector y que solo la música tiene un retroceso en la venta a través del canal tradicional (aunque no se informa del aumento de ingresos por, entre otros, actuaciones en directo, descargas y publicidad)

¡Y eso sin contar con el CANON DIGITAL! Es decir, sólo en la música han bajado las ventas… ¿no será porque la gente ya no usa DiscMan? ¿porque todos tenemos reproductores de MP3? Y eso porque aún no se les ha ocurrido cómo vendernos en la FNAC y Carrefour los MP3, que cuando se les ocurra a estos lumbreras… ¿Y, por cierto, cuánto han aumentado las ventas por descargas, publicidad, conciertos… EL CANON?… No, si al final resultará que somos todos un poco tontos y algunos MUY listos, demasiado.

Un último apunte para la reflexión: 225.885.553,35 euros de canon digital.