Desde que descubrimos que Dolmen Editorial tenía previsto publicar Quijote Z, una parodia de "El Quijote" revisitado por los zombies, quisimos hablar con su autor, Hazael G, y hoy os ofrecemos las respuestas que nos ha hecho llegar.

https://www.via-news.es/images/stories/libros/dolmen/zombies/portadaquijoteZ.jpgCoincidiendo con la salida a la venta de Quijote Z, de Hazael G, hemos entrevistado, ligeramente, a su autor sobre sus motivos, cómo llegó a participar en la Línea Z de Dolmen, etc. Sin más, las preguntas:

  • ¿Por qué trasladar el Quijote al mundo de los zombies?

 
La idea no fue mía, sino de mi editor, Vicente… así que yo sólo soy un mandao, jejeeee… Eso sí, lo he hecho con mucho gusto.

  • ¿Qué aporta este libro a la Línea Z?

 
Diversión, principalmente. Aunque la verdad es que no se me ocurrió hacerme semejante pregunta al acometer el proyecto…
 

  • ¿Cómo se produce el contacto con Dolmen?

 
Hace muchísimos años que conozco a Vicente García, casi desde los orígenes de la editorial. Siempre hemos estado en contacto, y hace poco conseguí convencerle de que sería capaz de hacer una novela de zombis, jejeeeeee…
 

  • ¿Cómo te planteas reescribir una obra como el Quijote? ¿Cómo ha sido la presión?

 
Reconozco que al principio me pareció una locura, pero cuando empecé a consultar la obra original, me di cuenta de que no iba a ser nada difícil. El Quijote, sobre todo la primera parte (que es la que yo he zombificado), es una sátira y una burla contra los libros de caballerías, protagonizada por un tipo loco que ve visiones y que está pensada para hacer reír al lector. Mi propósito entonces fue exactamente el mismo: si consigo hacer reír al lector, entonces ya estará bien. Es cierto que ha habido presión, pero por mí mismo: siempre me he considerado un escritor, y no quería que un libro así me enterrase en vida. Quería hacerlo bien, lo suficiente como para poder leerlo dentro de diez o veinte años con la cabeza bien alta… No sé si los lectores lo notarán o no, pero con zombis o sin ellos, yo he trabajado en él todo lo que he podido, y estoy contento del resultado.
 

  • ¿Has tenido reacciones ante tu libro? ¿De qué tipo?

 
Sí, desde luego. De la gente que me conoce, todos están encantados y me han dicho que estoy mal de la cabeza… y los que no (en foros de internet y cosas así), me han llamado desde hereje a cosas mucho peores, jejejeeeeee… pero ya me lo esperaba. Yo les digo lo mismo a todos: primero, leedlo… y luego, decidme lo que os apetezca.
 

  •  ¿Qué actitud esperas por parte del lector?

 
Simplemente, esa: que sea un lector. Es decir: que lo lea con mente abierta y ganas de pasarlo bien. Porque seamos sinceros: mi libro no va a causarle ninguna molestia al Quijote original (entre otras cosas porque de ninguna de las maneras puede ponerse a su altura), y esto es simplemente una broma que puede hacerte gracia o no, pero nada más. Si simplemente no te gusta, yo creo que no habría que perder el tiempo en enfadarse…
 

  • ¿Cómo recomendarías tu libro a nuestros lectores?

 
Diciéndoles que, sobre todo, pasarán un buen rato. Y que si no han leído el Quijote original, quizás leyendo primero el Z (que es mucho más sencillo) descubrirán que el de Cervantes es un libro muy interesante al que vale la pena darle una buena lectura.

 

El Quijote Z
Hazael G
{xtypo_quote} ¿Pudo existir realmente una obra previa a aquella primera parte del Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha que Miguel de Cervantes Saavedra llevó a la imprenta en el año 1605? ¿Y es verdaderamente posible que en ella se presentase al hidalgo como “un hombre tan obsesionado por las historias de zombis y de zombificados que se contaban en las tierras donde habitaba, que decidió hacerse nada menos que perseguidor de no-muertos, a la manera que se explicaba en dichos libros”, tal y como se afirma categóricamente en algunos cenáculos literarios?

¿Y quién era el tal Házael G. González, que firmó dicho texto atribuyéndolo a Cervantes pero afirmando que lo que ese escritor publicó finalmente fue una versión modificada y muy suavizada (en la que don Quijote ya no quería ser matador de no-muertos, sino caballero andante) de aquel primer texto original? ¿Y qué hay de cierto en las fragmentarias historias, consideradas por muchos apócrifas, que narran encuentros entre el mismo Cervantes y los muertos que andan, justificando así la temprana afición del insigne escritor por ese género?

Por primera vez en lengua castellana, se presenta en su forma íntegra y completa el texto conocido comúnmente como Quijote Z, tal y como el misterioso Házael G. González lo dejó compuesto, a lo cual se añade un relato de la aventura cervantina en Lepanto contra los zombificados, de autoría apócrifa, y pulido y adecuado al lenguaje de nuestros días por el profesor Gualberto G. Álvarez, catedrático de la asturiana Universidad de Cerredo y especialista en zombis y demás especies de no-muertos que ha habido a lo largo de la Historia.{/xtypo_quote}