«Némesis» es, posiblemente, la peor serie nacida del MillarWorld. Quizás por eso Mark Millar y Steve McNiven no la han continuado, pero no deja de ser un título interesante y muy ameno de leer con un aspecto visual impactante.

Biblioteca MillarWorld Vol 3 Nemesis 
Edición original: Nemesis 1-4 USA
Fecha de edición: febrero de 2019
Guión: Mark Millar
Dibujo: Steve McNiven
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 120 págs. a color.
17 €

¿Qué pasaría si el enmascarado más inteligente y poderoso del mundo fuera un auténtico villano? Te presentamos a Némesis. Ha pasado los últimos tiempos aplastando a todo jefe de policía de Asia, y ahora ha vuelto la mirada hacia Washington. Los polis no tienen ni una sola oportunidad contra él.

Némesis es uno de esos trabajos alocados de Mark Millar que, a priori, son perfectos para su adaptación a la pequeña o gran pantalla, el que Steve McNiven sea el encargado de dibujarlo no hace sino demostrar lo bien que luciría en imagen real. Personalmente no acabo de disfrutar de Némesis como se supone que debería, convertir a Batman en un psicópata asesino que viaja por el mundo masacrando policías e inocentes, por muy buenas imágenes que pueda ofrecer, no es de mi agrado, pero hay que reconocer que, puestos a hacerlo, Millar y McNiven lo hicieron muy bien.

La acción comienza en Tokio donde Némesis está poniendo la guinda a uno de sus “golpes”, masacrando civiles, policías, le da absolutamente igual, sobre todo ahora que su nuevo objetivo es el jefe de policía de Washington, Blake Morrow. Al que hace llegar su tarjeta apostando a que morirá el 12 de marzo a medianoche, añadiendo que también se contabilizará si muere en el hospital. Toda una declaración de intenciones que Morrow se toma muy en serio, trasladando y ocultando a su familia, mientras Némesis asalta y estrella el Air Force One y de alguna manera logra escapar capturando al Presidente de los USA y anunciando el golpe por la tele.

A partir de ahí, y esto ya debería haberte parecido superexagerado, caerá en una trampa de la Policía, logrando así que Morrow reúna a su familia al creer que ya están a salvo, protagonizará una huida de la prisión totalmente irreal, molona y gore y se hará con los hijos de Morrow porque es tan listo… que hasta cuando pierde, gana.

La trama de Némesis aún se va más de madre, si todo lo ocurrido anteriormente os parece imposible a Millar y McNiven aún les quedan más cartuchos por jugar en pro de la espectacularidad y a pesar de lo absolutamente irreal que resulta, todo para acabar con un falso final feliz que levanta aún más preguntas y dudas sobre de dónde viene Némesis y quién le ha creado.

La premisa de un Batman “oscuro”, aunque vista de blanco, es interesante en tanto en cuanto tenga un antagonista, sin embargo Millar nos habla de un enemigo realmente imbatible, capaz de sobrevivir a explosiones, aviones estrellados, de todo. Es imposible que nadie tenga ninguna oportunidad contra él, por muy buen policía que sea, y menos un cincuentón que por muy Eastwood que se nos muestre no deja de ser un simple humano de avanzada edad. Así que la mayor parte de la trama debe ser interpretada como una de esas locuras de acción que tanto le gusta escribir a Millar, y que McNiven dibuja a la perfección.

Hay una subtrama sobre los ricos y cómo viven sus aburridas vidas sin preocuparse de los simples mortales, algo de justificación y moralina por parte de un Némesis que intenta justificar sus acciones porque Morrow tiene tres secretillos y no es un ser humano tan inmaculado como parece (como todos), pero nada justifica la cantidad de asesinatos y destrucción que Némesis trae consigo.

Personalmente encuentro que lo mejor de Némesis es su final, uno que Millar ha ignorado durante más de 5 años, sin ofrecernos las segunda y tercera entregas con las que se supone iba a cerrar la trama.

Steve McNiven es una máquina, da gusto ver muchas de las cruentas escenas que llenan Némesis, quizás se le pueda reprochar el uso de líneas cinéticas para los fondos en muchas escenas, pero es que sus escenas son tan potentes que… da absolutamente igual.

Muy buena edición de Panini Cómics, con un tamaño superior al cómic-book USA el formato de la Biblioteca Mark Millar, más parecido al formato europeo, cuenta además con un cartoné potente, galería de portadas, páginas del guión, bocetos de las páginas… una gran edición.

En definitiva, Némesis no deja de ser una macarrada en el que las leyes de la lógica se doblan a favor de un villano capaz de asesinar a 97 policías perfectamente equipados con sus simples manos. Millar lo adorna un poco más con un transfondo interesante, pero si eres de los que, como a mi, no soporta la glorificación del villano…