linea_separadora

Ha habido que esperar dos añitos pero ECC por fin ha publicado el primer volumen de “Academia Gotham“, de Brenden Fletcher, Becky Cloonan y Karl Kerschl, una verdadera sorpresa que nos presenta a los alumnos de la Academia y cómo se interrelacionan con el universo Batman en una historia más propia de Harry Potter o Buffy Cazavampiros.


batman_presenta_academia_gotham-1Batman presenta: Academia Gotham – Bienvenidos a la academia

Edición original: Gotham Academy núms. 1 a 6 USA
Guión: Brenden Fletcher, Becky Cloonan
Dibujo: Karl Kerschl
Color: A color
Formato: Libro rústica, 160 págs., color.
14,95€

Becky Cloonan (Batman), Brenden Fletcher (Batgirl: La chica murciélago de Burnside) y Karl Kerschl firman una de las series más refrescantes y entretenidas del Universo DC, protagonizada por Olive Silverlock: joven alumna que junto a sus compañeros emprende una investigación que les conducirá a las entrañas de su academia… y de la mismísima Gotham City.

De vez en cuando las editoriales nos sorprenden con algún que otro título que se sale de la corriente oficial que estamos acostumbrados a ver, que rompe y transgrede las reglas no escritas del género de superhéroes y que se bastardiza con otros géneros. Academia Gotham no es sino un ejemplo más de hasta dónde puede llegar el género de superhéroes si se deja que los autores experimenten.

A priori, la historia de unos adolescentes estudiantes en el internado, perdón academia, de Gotham que se relacionan entre sí mientras asisten a clase no sería algo que llamase especialmente la atención de casi nadie, pero si empezamos diciendo que la protagonista, Olive, es hija de una villana de Batman, si el nombre de Arkham está presente por todas partes, descubrimos que la Academia está encantada, que Olive no recuerda nada de lo que le sucedió el pasado verano, que Batman, o alguien parecido, ronda por los cielos de la Academia, que existe una Sociedad Secreta de Estudiantes que practican lo arcano, un director de la Academia… inquietante, la cercanía a la ciudad de Gotham y sus misterios, etc… pues al final resulta que Brenden Fletcher y Becky Cloonan construyen un escenario espectacular en el que las relaciones entre personajes construyen uno de los pilares de un tebeo adictivo que te gana por el cariño que una historia como esta es capaz de generar entre los lectores.

gotham-academy-introPersonalmente me he encariñado de todos los protagonistas, y es que es una serie coral, y es que por mucho que Olive lleve la voz cantante es Maps la que me ha conquistado a mi, seguida muy de cerca por Colton, e incluso por la extraña pareja formada por Pomeline y Heathcliff, quienes andan a la caza y captura del fantasma de Marrie Jane Cobblepot mientras Olive se aterroriza y enfada a partes iguales cada vez que contempla la batseñal o cualquier cosa que tenga que ver con Batman, al que conoce y con el que está enfadada.

Pero el resultado final se aproxima muchísimo a una mezcla que combine lo mejor de Harry Potter (es decir, no sale ni él ni sus amigos, pero si Hogwarts) con el ritmo y la interrelación de personajes de Buffy Cazavampiros, el resultado, al que se le combina el dibujo del canadiense Karl Kerschl, un dibujante al que gusta experimentar con diversos estilos y que aquí bordea la mezcla entre el manga y el estilo indie yanki, el resultado es muy expresivo y le da un aspecto de dibujos animados pelín oscuros que, francamente, funciona de maravilla.

ECC Ediciones ha apostado por añadir al título de la Gotham Academia el “Batman presenta:” que no deja de ser algo anecdótico y que, sinceramente, si permite que esta serie se perpetúe en el mercado español lo daré por bien empleado. Es una muy buena edición a la que no se le pueden poner otros peros salvo el retraso en llegar a España.

En definitiva, Academia Gotham me ha divertido, me ha gustado la atmósfera que se teje en torno a los personajes que la componen, las tensiones de amistades y relaciones amorosas, el enfado de Olive con Batman y las historias de fantasmas que tan bien la enlazan con el universo del detective. Una más que agradable sorpresa con personalidad propia.