Plaza & Janés continúa editando la trilogía de “El Ángel de la noche” (y con bastante éxito, puesto que ha salido una segunda edición de “El Camino de las Sombras“) a razón de libro cada dos meses. “Al Filo de las Sombras” es la segunda parte y, aunque el nivel baja un poco, es una más que agradable lectura.

El Ángel de la Noche 2: Al Filo de las Sombras
Brent Weeks   
592 páginas
Rústica con solapas
21.90 €
Segunda entrega de la aclamada trilogía de fantasía épica «El Ángel de la Noche». El asesino perfecto no tiene nombre, sino mil rostros. 
Prosigue la saga fantástica creada por Brent Weeks, auténtico autor revelación del género y todo un descubrimiento para los amantes de las novelas de fantasía épica, que la consideran una de las mejores que se han escrito en los últimos años, por la riqueza y complejidad tanto de la historia como de sus personajes, y el realismo y la crudeza con que están tratados. 
Tras El camino de las sombras, que nos introducía en el rico universo mítico y onírico del reino de Cenaria, en la segunda entrega ya se ha consumado la invasión de dicho reino a manos de los ejércitos de Khalidor. La población ha sido sometida, y el único foco de resistencia es el Sa’kagé, la gran organización del hampa. Su única esperanza es convencer a Kylar, el asesino más letal del reino, de que se una a la causa. Pero Kylar ya había decidido abandonar para siempre el reino de las sombras y vivir en paz con su nueva familia.

No puedo negar que me gusto mucho El Camino de las Sombras, nos ofrecía una interesante propuesta de fantasía protagonizada por, principalmente, dos asesinos, perdón, ejecutores. Así que me deleité ante la lectura del aprendizaje de Kylar y de cómo acababa por convertirse en el Ángel de la Noche en sustitución de su maestro, Durzo Blint. Como os habrá pasado en anteriores ocasiones los comienzos de las sagas suelen ser los más dinámicos e interesantes, después todo depende del “andamiaje” sobre el que se sustente la obra. Y aquí es donde nos encontramos con el “problema” de Al Filo de las Sombras, Weeks nos dejó ver algunos esbozos de lo que pretendía con El Ángel de la Noche, dimos un vistazo a la trama que nos planteaba y a un complejo e interesante mundo que tan sólo se comenzó a esbozar en ese primer libro; en Al Filo de las Sombras es donde nos encontramos con la construcción de este mundo.

Tras lo sucedido en el primer libro Kylar se encuentra en brazos de su amor, Elene y cuidando de la hija de Mamá K y Durzo Blint, Uly, para ello ha tenido que dejar atrás todo cuanto conocía, su país, sus amigos y, sin saberlo él, a Logan, su rey y un hermano para Kylar, y mudarse a . Pero Kylar no consigue vivir bajo la estricta y religiosa moral de Elene (por no hablar de que lleva un poco mal eso de no consumar su matrimonio ficticio) por lo que vuelve a vestirse como el Ángel dela Noche, aunque intenta no matar a nadie (la promesa le dura un par de horas), pero una herramienta tan poderosa como su ka’kari, capaz de desequilibrar la balanza de poder hacia uno u otro lado, no pasa desapercibida ni entre sus aliados ni entre sus enemigos, ambos mandarán a buscar por él por lo que la pacífica vida que Kylar se ha labrado está a punto de concluir…

Tras los acontecimientos deEl Camino de las Sombras Brent Weeks se ve obligado a apartar a Kylar de Cenaria, la muerte de su maestro (algo que pesa mucho en el libro ya que se le echa mucho de menos) así como la invasión que sufre la ciudad, fuerzan a Kylar a huir (tras hacer un trabajito para el sa’kagé) y ese exilio es lo menos interesante de la novela, estamos deseando que Kylar regrese a la acción y deje de contenerse, pero su marcha es necesaria para la serie de acontecimientos que están teniendo lugar en Cenaria, con Kylar allí seguramente no habrían sido posibles. Desafortunadamente eso propicia que uno acabe bastante harto de Elene, personaje que se hace harto insoportable, y que nuestras simpatías se decanten más hacia Vi, a ver cómo lo arregla Weeks en la tercera y última novela.

Lo que más me ha gustado es el final, nuevamente Weeks pone todo patas arriba para una tercera, y definitiva, novela en la que las sorpresas van a estar a la orden del día. Sinceramente espero que se decante por sorprendernos también con el final de la tercera novela, siendo cruel no me importaría que Elene muriese (demasiado casta y pura para mi gusto) y me parece genial la sorpresa que nos encontramos en el epílogo. Eso sí, hay tantas tramas en el aire que me muero de curiosidad por ver cómo las resuelve.

Antes de acabar quisiera decir que me encanta que Plaza & Janés esté publicando la trilogía de El Ángel de la Noche con tan poco margen entre libro y libro.