Un entretenido thriller criminal noruego que, gracias a sus giros argumentales, ha sido una de las inesperadas sorpresas positivas del pasado 2012,… aunque pasó algo desapercibido por la cartelera hispana.
 

 

****
Título original: Hodejegerne.
País: Noruega.
Duración: 101 min.
Género: Thriller, criminal.
Reparto: Aksel Hennie (Roger Brown), Synnøve Macody Lund (Diana Brown), Nikolaj Coster-Waldau (Clas Greve), Julie R. Ølgaard (Lotte), Daniel Bratterud (Vakt), Eivind Sander (Ove).
Guión: Ulf Ryberg y Lars Gudmestad; basado en la novela de Jo Nesbø.
Producción: Marianne Gray y Asle Vatn.
Música: Jeppe Kaas y Trond Bjerknaes.
Fotografía: John Andreas Andersen.
Montaje: Vidar Flataukan.
Diseño de producción: Nina Bjerch Andresen.
Vestuario: Karen Fabritius Gram.
Distribuidora: Alta Classics.
Estreno en Noruega: 26 Agosto 2011.
Estreno en España: 24 Agosto 2012.

Calificación por edades: No recomendada para menores de 16 años.

Estamos muy mal acostumbrados, si nos dicen que una película es noruega o sueca o danesa nos surgen ciertos reparos y prejuicios, lógicos por otra parte, porque no estamos acostumbrados ni a ver ese tipo de filmografías ni a que nos las vendan como algo interesante y en cambio hacemos mal. Como ocurre con cualquier otro país del mundo de vez en cuando surgen títulos que merecen la pena y éste es uno de ellos.
No me gustaría quedarme sólo aquí con el comentario, el caso es que “Headhunters” no es un caso aislado aunque sí sea la producción noruega reciente más conocida y reconocida. Sin ir más lejos “Kon Tiki” ha sido nominada como mejor película de habla no inglesa este año en los óscars y si hablamos ya de cine y televisión nórdicos son varias las producciones recientes que hay que tener en cuenta desde la saga de “Millenium” a la serie “Bron” (The Bridge) pasando por esa pequeña joya de terror que es “Déjame entrar” y hay más…
Por lo pronto la factura y las formas de “Headhunters” son un soplo de aire fresco, una concepción diferente del thriller al que estamos acostumbrados pero es que además escenarios, personajes e incluso el argumento se desarrollan bajo parámetros diferentes a los habituales en el cine made in USA con lo que sólo por eso resulta interesante.
Yo diría que la clave de la película es que resulta muy dinámica desde su inicio, literalmente atrapa tu interés y todo está diseñado para eso: desde la narración en off del protagonista (aunque seamos sinceros, es un tipo con el que no llegamos a empatizar del todo porque nos resulta demasiado estirado) hasta el montaje, el uso de la cámara, los escenarios en los que tiene lugar la acción y por su puesto un argumento trufado de giros inesperados. Es prácticamente imposible que no te entretengas y te sorprendas, con lo que esta garantizado que vas a terminar de verla con un buen regusto.
La historia, eso sí, resulta un tanto alambicada y no diría yo que el guión es perfecto, pues de hecho hay alguna cosita que hay que pasar por alto (esa llamada en pleno robo no me cuadra a mí nada); pero en líneas generales el resultado es más que satisfactorio.
Sin destripar el argumento sólo decir que el protagonista es un ladrón de valiosos cuadros que usa el dinero que consigue en el mercado negro para llevar un altísimo nivel de vida con el que disfrutar de todo tipo de lujos y de una mujer de bandera….Os podéis imaginar que algo hará que su particular universo de pronto se tambalee y ahí es donde surge el interés de lo que te cuentan que está cargado de sorpresas, de intensidad y de un calculado uso de la violencia y el sexo explícito (impactante todas y cada una de las veces que se usa).
En definitiva una película sorprendente por llegar de donde llega y por contar lo que cuenta como lo cuenta y que recomiendo vivamente porque no defraudará. Por cierto como antagonista sobresale Nikolaj Coster-Waldau, que poco a poco va ganando mayor presencia y peso en diversas apariciones y al que muchos reconoceréis por su papel de Jaime Lannister en la serie “Juego de Tronos”.