linea_separadora

Lo que es Pixar a la animación por ordenador y Disney a la animación tradicional lo es Aardman a la animación mediante stop-motion y con plastelina. Quizás a unos pocos no os suene nada el nombre de Aardman, pero no tengáis la más mínima duda que, en alguna ocasión, habéis disfrutado con uno de sus trabajos. Sí, Aardman Animations es el estudio de animación en plastilina más importante del mundo, y por sus trabajos los reconoceréis: «La Oveja Shaun», «Arthur Christmas», «Wallace & Gromit», «Chicken Run», «Timmy Time»,… Yo tuve el placer de descubrirlos con su premiado «Creature Comforts«, y desde entonces he intentado disfrutar de todas las propuestas de Peter Lord, David Sproxton y Nick Park que han llegado a los cines y a la pequeña pantalla. Y las que no han llegado, también.
«Wallace y Gromit: Los pantalones equivocados» («The wrong trousers«) es un cortometraje del año 1993 dirigido por Nick Park, a partir de un guión del propio Park, con Bob Baker y Brian Sibley, y protagonizada por Wallace y Gromit, la segunda aventura de sus personajes más icónicos, un excéntrico y despistado inventor y su avispado perro, tras «Un día de campo en la Luna» («A Grand Day Out«) de 1989. En esta ocasión los protagonistas deberán lidiar con un siniestro aunque aparentemente inocente pingüino que se hospeda en su casa y que, a escondidas, usa unos modernos pantalones robóticos inventados por Wallace para robar un valioso diamante del museo. Una joya del slapstick animado para todos los públicos.
«Wallace y Gromit: Los pantalones equivocados» ganó el Oscar al mejor cortometraje animado y lanzo a la fama al estudio, que aún tardaría unos años en crear su primer largometraje: «Chicken Run«.

linea_separadora