Los Vengadores Vol. 4 Nº 89: Los mundos chocan – Parte 01
Edición original: Avengers v6, 11 USA
Guión: Mark Waid
Dibujo: Jesus Saiz
Color: A color
Formato: Comic-book, 32 págs. color.
2,75€
Llega Marvel Legacy. La primera parte de Los mundos chocan . Los acontecimientos de Generaciones conducen al choque entre Los Vengadores y Los Campeones. Todo empieza con el Alto Evolucionador poniendo todo el planeta en peligro.

Campeones nº. 13 Los mundos chocan – Parte 02
Edición original: Champions 13 USA
Guión: Mark Waid
Dibujo: Humberto Ramos
Color: A color
Formato: Comic-book, 32 págs. a color.
2,75€
Llega Marvel Legacy. La segunda parte de “Los mundos chocan”. Desde que fueron capaces de pronunciar la palabra “Vengadores”, cada uno de los integrantes de Los Campeones adoraron a Los Héroes Más Poderosos de la Tierra. Ahora deben luchar contra ellos.

Nos encontramos con un nuevo modo de promocionar el legado, Legacy, que Marvel quiere recordar tras haber desatendido estos años y que busca poner en primera línea a sus personajes más potentes tirando de nostalgia de los años 80/90 a tope. Así, en Los mundos chocan, veremos cómo se reinventa una mítica saga de Los Vengadores:la del Alto Evolucionador que en esta ocasión ataca la Tierra por medio de sus agentes mejorados y es frenado, parcialmente, lo que no evita el gran cliffhanger final.

Mark Waid se lo ha pasado de maravilla guionizando estos dos números, al igual que cualquier lector que se acerque a ellos, da gusto ver cómo se tira de actualidad y a la vez se pone en valor la importancia de la historia de los personajes y del grupo de los Vengadores.

Las series de los Vengadores se están metiendo en problemas gracias a Legacy y, de momento, no se puede hacer otra cosa sino sentarse a disfrutar con las series de la franquicia que por fin miran atrás y traen de nuevo viejos personajes y enemigos con los que contentar a los lectores veteranos. Por el momento tengo previsto no dejar pasar ni un título de Los Vengadores, en todas sus variantes, porque todo lo que he leído hasta ahora me ha hecho disfrutar.

Por cierto, que no se me olvide, gráficamente es imposible no disfrutar como un niño con el trabajo de Jesús Saiz… y hasta tolerar del de Humberto Ramos.