Comenzamos el listado de lo mejor del año con uno dedicado a las novelas de fantasía más interesantes que hemos reseñado a lo largo de este 2012 y en el que nos alegra ver cómo se cuela una novela de un autor español debutante. No hay que haceros esperar más, vamos a echarle un vistazo al listado.

Es complicado hacer un top 10 de los libros más interesantes del año pasado ya que no he podido leer todo lo que me gustaría, además, tengo muchos libros pendientes y, para colmo, en 2012 he leído libros que fueron publicados en años anteriores al 2012. Así que, una vez más, me limitaré a destacar los 10 libros de fantasía que he leído en 2012 y que más me han gustado. Seguramente os parecerá curioso que destaque libros que forman parte de la misma saga, como es el caso de Harry Dresden, qué le vamos a hacer, soy adicto a Jim Butcher, como lo demuestra que seleccione su otra gran saga de fantasía. Pero lo mismo sucede con otra saga, Las Monarquías de Dios, de Paul Kearney que me conquistó y por la que nunca podré agradecer lo suficiente a Alamut por publicarla completamente.

Si hay algo que me gusta, y por lo que hay que felicitarse, es la gran y amplía oferta de títulos de fantasía que se han publicado a lo largo de 2013, tantos que este es, seguramente, el año en el que menos libros de los recién publicados hemos podido reseñar ante el aluvión de novedades seguramente influenciado por el éxito televisivo, y literario, de Juego de Tronos que vivió un momento culminante con la publicación de Danza de Dragones. Aprovecho para hacer un inciso, tan sólo he reseñado el primero de los dos volúmenes de Danza de Dragones motivo por el que no la he incluido en el Top 10 ya que me parece injusto hablar de este libro como uno de los mejores de 2013 cuando tan sólo he leído la mitad. George R.R. Martin es un autor del que disfrutar con admiración y yo me estoy reservando el segundo volumen porque, bueno, van a pasar años hasta que llegue Vientos de Invierno.

Dicho esto hay que reconocer que habría que considerar muchas otras novelas que, por tiempo o por dinero, no he podido disfrutar aunque, como sabéis, procuramos informaros de todas ellas.

Pero vale ya de enrollarme, vamos con el Top 10 de fantasía.

11. La conspiración de Melengar
Las revelaciones de Riyria 1
Autor/es: Sullivan, Michael J.
Editorial: Timunmas
Colección: Fantasía Épica
ISBN: 978-84-480-3891-5
Cubierta: Rústica
Precio: 18,00 €

Asesinaron al rey. Echaron la culpa a dos tipos sospechosos. No fue una buena elección.

Esta es la historia de dos malhechores que están en el lugar equivocado, en el momento equivocado. Royce Melborn, un hábil ladrón, y su compañero, el antiguo mercenario Hadrian Blackwater, se ganan la vida haciendo trabajos sucios para los nobles. Hasta el día en que alguien les convierte en chivo expiatorio del asesinato del rey. Condenados a muerte, sólo les queda una salida: desenmascarar al verdadero culpable de la conspiración.

Irónicamente estamos ante una serie que TimunMas plubicitó bastante, y bien, pero que parece que no ha encontrado su público (recientemente reconocían que posiblemente el tercer libro no vería la luz), aún así podéis disfrutar de este primer libro de Las revelaciones de Riyria sin problemas, ya que es autoconclusivo y aunque, seguro, os dejará con ganas de conocer mejor a Royce y Hadrian, estamos ante un libro autocontenido. Me gustó bastante, sobre todo si tenemos en cuenta que es producto de un autor novel. La destaco, fuera del Top, por la pena que me da que no se continúe su publicación, que ni siquiera se intente.

Top 10 de libros de fantasía de 2012

10. 22/11/63
Stephen King
Plaza & Janés
ISBN 9788401352485
Nº de páginas: 864 págs.
Encuadernación: Tapa dura
Editoral: PLAZA & JANES EDITORES
26,90 €

Todo empieza con Jake Epping, profesor de inglés en el instituto de Lisbon Falls, Maine, que se gana un sueldo extra con clases nocturnas para adultos. Un día les pide a sus estudiantes que escriban sobre un acontecimiento que les haya cambiado la vida, y una de estas redacciones le impactará profundamente: la historia cruenta de una noche de hace cincuenta años cuando el padre de Harry Dunning volvió a casa para matar a su madre, hermano y hermana con un martillo. Al leer esta redacción algo cambia en Jake; su vida, igual que aquel día en Dallas de 1963, cambia por completo en tan solo un instante. Poco después su amigo Al, propietario de un diner en su barrio, le descubre un secreto: en el almacén hay una puerta que conduce al pasado, a un día en particular del año 1958. Y Al le pide a Jake que le ayude con una misión que le obsesiona: impedir el asesinato de Kennedy. Y así comienza la nueva vida de Jake como George Amberson, en un mundo muy diferente. En él, George se enamorará mientras sigue el rastro de Lee Harvey Oswald hacia un momento histórico que quizás ahora nunca se produzca. Un viaje al pasado nunca ha sido tan creíble, ni tan terrorífico.

Hace tiempo que dejé de leer al Rey del Terror, pero la premisa de  22/11/63 me sedujo tanto como para darle una nueva oportunidad, y la verdad es que no salí decepcionado, en absoluto, aunque, cómo no, Stephen King no puede evitar que su maltratado hacia sus personajes acabe convirtiendo el libro en una experiencia intensa y agridulce. Aún así, un libro muy recomendable.

9. Círculo vicioso
Mike Carey
Título original: Vicious Circle
Editorial: Timunmas
Colección: Terror
ISBN: 978-84-480-3870-0
Páginas: 400
Cubierta: Rústica sin solapas
Precio: 21,00 €

Felix Castor, exorcista freelance, llega a Timun Mas en una novela de Urban Fantasy del autor de Hellblazer y Lucifer.

Después de un tiempo de baja por mal comportamiento, Felix Castor ha vuelto a regañadientes al exorcismo. Hay cosas que nunca cambian, Castor sigue pobre como las ratas.

Lo que Castor necesita es un buen cliente que le permita salir de los números rojos. No es algo muy difícil en una ciudad como Londres donde los fantasmas y los zombies son el pan de cada día. Pero la buena suerte y Castor no suelen encontrarse. Finalmente, consigue un trabajo: el caso de un «fantasma desaparecido».

Lo que parecía un trabajo fácil rápidamente queda fuera de control y Castor debe enfrentarse a sus colegas exorcistas, a unos adoradores del diablo, a militantes de la Iglesia Católica y, como no, a la policía local.

Aunque sólo sea por el tiempo que hemos tardado en volver a saber de Félix Castor  Círculo Vicioso ya merecería la pena, pero si a eso le sumamos un Mike Carey que sabe recordarnos al mejor Constantine ya estamos atrapados. Estoy deseando que TimunMas se decida a publicar más libros de Félix.

8. Sólo el acero
Richard Morgan. 
Título original: The Steel Remains. 
Traducción: Manuel de los Reyes. 
Ilustración de cubierta: Larry Rostant. 
Diseño de cubierta: Alejandro Terán. 
416 págs. 
Rústica con solapas. 
ISBN: 978-84-9889-070-9
21,95 euros

¿Qué es de los héroes cuando las guerras terminan?

Para Ringil Ojos de Ángel, la posguerra han sido largos años exiliado, ganándose el pan con el relato de sus hazañas mientras su espada, la legendaria Críacuervos, cuelga olvidada sobre la chimenea.

Para Egar el Matadragones, el triunfal retorno a las estepas como señor de su clan nómada está marcado por la nostalgia que siente por los tiempos felices pasados como mercenario en el civilizado Imperio.

Y en ese mismo Imperio, la mestiza Archeth, dejada atrás por su raza desaparecida, sirve al emperador e intenta en vano mantener en funcionamiento la tecnología abandonada.

Algo empieza a moverse, sin embargo, en su mundo rodeado por un anillo. Ringil es reclamado por su noble familia, que lo había repudiado, para que rescate a una pariente de los traficantes de esclavos. Egar es objeto de conspiraciones, inspiradas por los dioses, para apartarle de la jefatura de su clan. Y Archeth debe investigar el ataque a una guarnición costera del Imperio, realizado con armas que en teoría no deberían existir.

Los caminos de los tres viejos camaradas de guerra volverán a cruzarse, y entonces sabrán por fin si su tierra puede ser realmente apta para los héroes.

Tres protagonistas para una saga de fantasía con toques de ci-fi que os atrapará, en Alamut saben escoger muy bien sus títulos y la obra de Richard Morgan destaca por su originalidad (y, sí, vale, por tanta insistencia en presentar a un personaje homosexual crudamente) y el maravilloso escenario creado para Sólo el Acero. Sin duda una agradable sorpresa.