linea_separadora

Minucioso y perfeccionista, el director James Cameron nos ha regalado películas tan emblemáticas como “Avatar“, “Aliens“, “The Terminator“, “Terminator 2” o “The Abbys“, en lo que se podría asegurar que es una de las más grandes filmografías de la ciencia-ficción y que le han convertido en todo un maestro del blockbuster, pues todo lo que toca se convierte en un éxito. Lamentablemente en los últimos años no se prodiga demasiado, más ocupado en su labor de productor o guionista, y trabajando sin prisa, pero sin pausa, en las secuelas de “Avatar“. La primera, “Avatar: El sentido del agua” llegó el año 2022 y la tercera entrega de la franquicia está prevista para finales del 2025. De hecho en su filmografía solamente hay dos películas como director en los últimos veinticinco años, “Titanic” y “Avatar“, pero eso no es cualquier cosa: la primera es la película más oscarizada de la historia del cine y la segunda, la más taquillera de la historia del cine.

The Terminator” fue la segunda película de James Cameron como director tras su olvidable opera primaPiraña 2: Los vampiros del mar“, tras una sólida carrera detrás de las cámaras, como técnico de efectos especiales y guionista. Protagonizada por Arnold Schwarzenegger, Lance Henriksen, Linda Hamilton, Michael Biehn, Paul Winfield y Rick Rossovich, entre otros, la película nos presentaba al Terminator, un ciborg parte humano y parte máquina, que llegaba desde un futuro en el que las máquinas han atacado a la humanidad, con una misión muy concreta: matar a Sarah Connor. Esta joven iba a tener un importante papel en el futuro, pues es la madre de John Connor, el líder de la resistencia de la humanidad en la guerra contra las máquinas. Al pasado también viaja Reese, un hombre enviado desde el futuro para proteger a la joven y enfrentarse al Terminator.

El éxito de “The Terminator” no solamente nos regaló una secuela tan o más brillante que su predecesora, “Terminator 2“, sinó toda una franquicia que pronto se perdió en un océano de mediocridad. Con la única excepción de “Terminator 2 3-D: La batalla a través del tiempo“, del año 1996, una secuela de 12 minutos y 24 millones de dólares en la que repitieron Arnold Schwarzenegger, Linda Hamilton, Robert Patrick y Edward Furlong diseñada exclusivamente para ser proyectada en el parque temático Universal Studios Florida. El resto, las películas “Terminator 3: La rebelión de las máquinas” (2003), “Terminator Salvation” (2009), “Terminator Génesis” (2015) y “Terminator: Dark Fate” (2019), y la serie de televisión “Terminator: The Sarah Connor Chronicles” (2008-2009), son prescindibles. Como si nunca hubieran existido, confiad en nosotros.

En pleno debate sobre las I. A., sus posibilidades, sus límites y sus riesgos, con un montón de eruditos analizando las implicaciones de esta tecnología a causa de su crecimiento exponencial, es necesario recordar que en el año 1984 “The Terminator” era una película que nos contaba como una red de inteligencia artificial llamada Skynet provocaba un holocausto nuclear y entraba en guerra contra la humanidad. “Os lo advertí en 1984, chicos y nadie me hizo caso” comentó James Cameron durante una entrevista con Vassy Kapelos, de CTV News.

linea_separadora