**

Con la carpeta llena de proyectos populares en televisión (“Los Serrano”, “Los hombres de Paco”, “El barco”, “Vis a vis” y “La casa de papel”) se de suponer que nadie le va a decir No a lo que proponga Álex Pina. En este caso es una serie para un público muy concreto y que se adapta a él como anillo al dedo. Con informarse un poquito puedes deducir si tú eres parte o no de ese público. La primera temporada se compone de ocho episodios de media hora que se ven en un suspiro y trata sobre la huida de tres prostitutas de un local de carretera alto standing y sobre la persecución a la que se ven sometidas. Acción, un humor a veces muy negro, violencia, sexo (en la medida justa para que no se reduzca mucho el público potencial sino todo lo contrario), un montaje frenético en muchas ocasiones y un poco del pasado de todos los personajes para darle algo de “chicha” argumental a la trama. Ni más ni menos, para muchos un pasatiempo trepidante, para otros un mero entretenimiento ágil. A mí me pareció que se le podría haber sacado más partido y lamentablemente lo que menos me interesó fue lo que debería darle empaque a una serie como ésta, que son los personajes.