El ex-luchador de UFC Dalton consigue trabajo como portero en un bar de carretera de los Cayos de Florida, solo para descubrir que este paraíso no es todo lo que parece.