Rachel Stone es una agente de espionaje y la única persona que se interpone entre su poderosa organización global, dedicada a mantener la paz, y su activo más preciado… y peligroso. Nombre en clave: Corazón.