Triste noticia con la que cerramos la semana pasada, y es que Ricardo Esteban, creador y alma mater de la editorial Dib·buk , anunciaba su marcha de la editorial aunque se mantendrá como accionista de la misma. La editorial había sido adquirida hace un tiempo por Malpaso, pero poco más ha trascendido de los motivos de Ricardo para tomar esta triste decisión, aparte del texto que os dejamos a continuación.

Hola a todos, amigos. 

Hoy el día se me ha hecho un poco más gris, más desolado. Hoy os comunico que dejo de ser el responsable de la editorial de mis sueños. Aquella en la que he dejado todo mi esfuerzo durante sus quince años de vida. Me voy de Dibbuks. El treinta de abril será mi último día. Ya no seré más su editor en jefe y, mientras tanto, permanezco aun como accionista con el 30%. Me habéis visto en todas las ferias, en todas las firmas y saraos comiqueros. Al lado de nuestros autores, de nuestros amigos, de nuestros lectores y compañeros de profesión.

Motivos personales y de discrepancia societaria a ambos lados del accionariado me llevan, dolorosamente, a tomar esta decisión.

De común acuerdo con el accionista mayoritario proponemos que la gestión editorial quede en buenas manos: Marion Duc seguirá haciendo maravillosos libros junto con Natalia Martínez que os atenderán como siempre lo hemos hecho en Dibbuks, con total cariño, mimo y esmero en cada libro, en cada charla, en cada ilusión… Por favor, confiad plenamente en ellas. Sabrán continuar llevando a esta increíble editorial bien lejos. Necesitarán de vuestra ayuda, seguro. Son parte ya de mi familia, como todos vosotros.

Sabréis de mí, pues los que me conocéis comprendéis que mi hiperactividad es el alma de mi vida. No puedo quedarme quieto y, mucho menos, dejaros sin ver mis fotos en Facebook allá donde voy y donde doy la lata continuamente: cerca del mundillo del cómic. Jajaja…

Por ello os digo que no me echéis de menos porque estaré cerca. Mil gracias por estos quince años de cariño y apoyo. Se os quiere. ¡Y mucho!

Sabéis cómo encontrarme si deseáis charlar o tomar algo. A vuestra disposición para cualquier proyecto o movida en la que deseéis embarcarme. Nunca he dicho que no.

¡Seguimos en la brecha! Un abrazo.

Ricardo Esteban