Siguiendo una recomendación de Mañik, al que echarle de menos en Vianews es decir poco, ya que como explorador de novedades y comentarista es insustituible, he visto esta película del 2007 que requiere buscarse la vida porque ni se estrenó ni se ha emitido y….he quedado noqueado.

https://www.via-news.es/images/stories/cine/Resenyas/the.man.from.earth.2007.poster.jpgTítulo original: Jerome Bixby’s The Man from Earth.
Duración: 87 min.
País: Estados Unidos.
Guión: Jerome Bixby.
Música: Mark Hinton Stewart.
Fotografía: Afshin Shahidi.
Reparto: John Billingsley, Ellen Crawford, William Katt, Annika Peterson, Richard Riehle, David Lee Smith, Alexis Thorpe, Tony Todd, Steven Littles, Robbie Bryan, Chase Sprague.
Productora: Falling Sky Entertainment.
Género: Drama, ciencia-ficción, cine independiente, película de culto
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/4.gif

Acabo de ver una película fascinante, hipnótica, incluso mágica diría. Y se me ocurren muchas cosas que comentar que es lo mejor que pienso que se puede decir de una película como ésta.

He tardado un poco en conseguirla y algo más en verla. Se rodó en 2007 y fue estrenada a finales de ese año, pero nunca ha llegado a España en los circuitos comerciales, nunca ha sido estrenada en un cine, ni emitida en televisión (creo), así que sumando dos más dos todos podemos deducir cuan difícil es conseguirla o, mejor dicho, cuando difícil es llegar hasta ella. En el título de agradecimientos figura Mañik (rastreador incansable y a menudo descubridor de obras tan fascinantes como ésta), que fue quien me la recomendó, aunque ha pasado demasiado tiempo desde que lo hizo hasta que la he visto como puede que ocurra también con esta recomendación que ahora os hago.

Aquí viene la primera reflexión: en el cine todo gira en torno a los circuitos comerciales y de distribución. Si lo pensamos detenidamente incluso las películas independientes han necesitado siempre el sello como tales para distribuirse. No sé si me explico, películas como “Los hermanos McMullen”, “Clerks”, “Donnie Darko”, “Reservoir dogs”, “Sexo, mentiras y cintas de video”, “Malas calles”, “Lone star”, “Easy rider”, “Happiness”, “Drugstore cowboy”, “The Blair witch project” y tantas otras mucho menos conocidas que éstas se estrenaron en los cines y se vieron con su marca de cine de autor o de cine independiente a sabiendas de que eso las convertía en potencialmente interesantes para un sector del público que pagaría su entrada por verlas; pero ¿qué ocurre con esas películas que por su temática, planteamiento o concepción no se distribuyen? ¿Nos hemos perdido muchos “The man from earth” por el hecho de que ningún distribuidor se ha querido arriesgar con ellas?

A estas alturas de reseña cualquier habrá comprendido que la película me ha encantado, pero debo puntualizar algo más. Quizás esto sea algo inexacto porque lo que realmente consigue esta película es hipnotizarte, noquearte literalmente si el asunto del que trata te interesa (por su puesto, a quien no le interese no soportará más de media hora y ahora explico por qué). Me he dado cuenta viéndola porque, cerca de su final, hay un giro de guión. No quiero contar nada, porque lo que se cuenta y sucede forma parte de la magia de esta película, pero sí puedo adelantar que cuando la situación se torna más tensa ocurre algo que de pronto hace que todo cambie y de nuevo todo se relaje y alivie, pero en ese momento como espectador deseas con todas tus fuerzas que el giro no se produzca, deseas seguir inmerso en la ensoñación, en la hipnosis que se ha obrado con un simple relato.

Para los que no tenéis ni idea de qué va esta película sólo decir que trata sobre John  Oldman, un profesor de historia que decide mudarse y mientras carga sus pertenencias en su vehículo ve llegar a sus compañeros de trabajo, que han decidido hacerle una despedida sorpresa en su casa. Tras diez años con ellos la marcha de John resulta extraña e inesperada así que todos le insisten que cuente sus motivos, pero ninguno de ellos está preparado para asimilar lo que John tiene que contarles.

La película dura unos ajustadísimos 86 minutos que suceden única y exclusivamente en casa del protagonista, a media luz, con la caída de la tarde y la luz del fuego de una hoguera en su chimenea llegada ya la noche. No hay acción, no hay escenas en exteriores y todo lo que de fascinante tiene la película sucede a través de los diálogos y de la interpretación de los actores, pero te atrapa literalmente. Esta descripción es la típica de una película “de culto” porque realmente es lo que es. De hecho tendréis mucha suerte si alguna vez la véis doblada porque como no se ha distribuido comercialmente tampoco se ha doblado, pero cada vez somos más los que la vamos recomendando y disfrutando buscándonos la vida. Surge así otra reflexión: lejos de ser algo nocivo culturalmente ¿no os parece maravilloso que a través de la investigación personal o de las recomendaciones de los demás, alguien como nosotros, podamos disfrutar de lo que alguien como el director de esta película ha hecho al otro lado del gran charco? Esto nunca ha sido así hasta la llegada de internet que realmente ha hecho posible que todo estemos realmente interconectados. Y a parte de esto ¿No merecerían realmente Richard Schenkman y todo su equipo el premio económico por su magnífico trabajo a pesar de no haber sido distribuida su película mucho más que otras que sí vemos y que son verdaderas bazofias? Sé que es imposible y que mucho tienen que cambiar las cosas pero ¿no sería más lógico que pagáramos por la película que nos gusta? Yo estaría dispuesto a pagar por esta mucho más que por otras. Si se plantea el cine como un producto comercial ¿no deberíamos comprobar que realmente nos gusta antes de pagar por él? En fin….me estoy yendo por los cerros de Úbeda…..

El caso es que es que con cuatro duros pero con un magnífico guión de Jerome Bixby (ha creado historias para Star Trek y “The twilight zone” y concluyó este guión en su lecho de muerte) y un reparto poco conocido pero eficaz (aparece William Katt, “El gran héroe americano”, como actor más conocido) el director logra descolocarnos y convertir una velada de diálogos en una historia sorprendente y casi un tratado sobre el ser humano.

Y de lo que es puramente argumental me surgen infinidad de reflexiones más que quiero englobar en una sola: ¿no sería más interesante que el mero entretenimiento un cine basado en la exploración del individuo, de la historia, de sus posibilidades? Sí, ya sé que eso no vende entradas y que soy un frikie por preferirlo y también sé que es muy complicado urdir un guión interesante y que funcione a partir de esas premisas, pero “The man from earth” abre muchísimas posibilidades. Se me ocurre a bote pronto lo excepcional y extraordinaria que podría ser una serie basada en lo que esta película expone. Además hay un montón de temas de debate que pone sobre la mesa esta película: nuestra noción del mundo y la historia, la construcción de los mitos, el papel social de cada uno de nosotros, la esencia de la religión, el desarrollo del ser humano….

En fin, estoy sobrepasado por esta película, me ha noqueado literalmente y me parece altamente recomendable para cualquier que sienta inquietud por cualquier de los temas que he ido desglosando. Pienso que no engaño a nadie, es una película “de culto”, basada en diálogos, trascendente en más de un sentido. Es decir, exige un cierto compromiso, el deseo de dejarse atrapar por algo que sucede en una habitación y como producto de la interrelación y el diálogo de varios personajes, pero si eso interesa la película garantizo que no defraudará.

No me extraña que esté arrasando entre los internautas, que sea una película comentadísima en foros, que sus puntuaciones sean altísimas….A parte de lo fascinante de su argumento tiene la ventaja de ser una película pequeña y de no haber sido distribuida y eso la convierte también en una experiencia personal de descubrimiento y a todos nos encanta que en un mundo globalizado como éste no nos digan lo que nos tiene que gustar, si no decidirlo por nosotros mismos.