Ya lo dijimos cuando nos hicimos eco de la aparición del primer trailer de la película y volvemos a suscribirlo hoy: toda la promoción de la comedia “Somos los Miller” gira alrededor de esa imagen de Jennifer Aniston, la eterna Rachel de “Friends”, en ropa interior, bailando sensualmente mientras realiza un striptease ante la cámara. El resto, simple acompañamiento.

¿Qué puede resultar de juntar a un traficante de drogas, una stripper, una adolescente huida de su casa y un chaval que sigue siendo virgen, y mandarlos a México a por un alijo de marihuana? Añádase una autocaravana llena de marihuana hasta los topes, un narco furioso, una peligrosa tarántula, una partida al Pictionary porno, una canción a coro improvisada, y el resultado serán los Miller… Por si alguien pregunta. La comedia “Somos los Miller” (“Whe’re the Millers”) de Rawson Marshall Thurber (“Cuestión de pelotas”), escrita a ocho manos por Bob Fisher y Steve Faber (“De Boda en Boda”), Sean Anders y John Morris (“Jacuzzi al pasado”), está protagonizada por Jennifer Aniston (“Cómo acabar con tu jefe”, “Ex-posados”, “Sácame del paraíso”, la serie de televisión “Friends”), Jason Sudeikis (“Algo pasa en Vegas”, “Epic: El reino secreto”, “Cómo acabar con tu jefe”, “En campaña todo vale”, “Carta Blanca”) de la fructífera cantera del veterano programa de la NBC “Saturday 
Night Live”, Emma Roberts (“El Arte de Pasar de Todo”), Nick Offerman (“Infiltrados en Clase”), Kathryn Hahn (“El Dictador”), Will Poulter (“Las Crónicas de Narnia 3: La Travesía del Viajero del Alba”) y Ed Helms (“Resacón en Las Vegas”), y nos presentará a una falsa familia desestructurada, los Miller, formada por un padre traficante, una madre stripper, un hijo virgen y una hija fugitiva. A su lado, ni los Simpson, los Griffin, los Smith, ni siquiera los Lannister, parecen familias tan terribles.
En “Somos los Miller” David Burke es un traficante de marihuana de poca monta, cuyos clientes incluyen a cocineros y a madres, pero a ningún niño. A fin de cuentas, tiene sus escrúpulos. Así que, ¿qué podía fallar? Muchas cosas. Prefiriendo pasar desapercibido por razones obvias, aprende de una manera dura que ningún acto bueno queda impune, cuando intenta ayudar a algunos adolescentes locales y acaba siendo asaltado por un trio de gamberros. Roban sus provisiones y su dinero y le dejan debiendo mucho dinero a su abastecedor, Brad.
Para hacer borrón y cuenta nueva y mantener su salud, David deberá convertirse ahora en un contrabandista de drogas a gran escala trayendo el nuevo envío de Brad desde México. Después de retorcer brazos y amenazar a los vecinos, la desaprensiva artista de striptease Rose, Kenny, que quisiera ser su cliente, y Casey, la espabilada adolescente con tatuajes y piercings, idean un plan infalible. Con una mujer impostora, dos hijos impostores, y una enorme y reluciente caravana, la familia Miller se dirige al sur de la frontera para pasar un fin de semana del cuatro de julio que seguramente terminará por todo lo alto. (www.somoslosmiller-es.com)

{youtube}NBm7ZeeY3Bk{/youtube}