Leer al británico Terry Pratchett siempre es un placer, pero que nadie se equivoque: «Sólo tú puedes salvar a la Humanidad» no es una obra al uso de Pratchett sino una excepción que se podría clasificar dentro del género de la literatura juvenil.

fimage1Si no lo haces tú, entonces, ¿quién? La imponente tropa alienígena del último juego de ordenador desfila con estruendo por la pantalla, mientras, Johnny se prepara para hacerlos saltar en mil pedazos. De repente, aparece en la pantalla el siguiente mensaje: «Nos rendimos» Pero, ¿qué demonios significa esto? Se supone que ellos no deberían poder hacer algo así y, además, los mandos no tienen botones de «no disparo»…

Terry Pratchett es un escritor esencial en la literatura del último cuarto de siglo, con su visión desenfadada, irónica y personal de la realidad cotidiana de la sociedad británica, a menudo trasladada con ingenio a una ambientación fantástica de magia y dragones propia del club literario de los Inkings de Oxford, de la que formaron parte Tolkien o C.S. Lewis. Es esta saga, denominada del Mundodisco, por la que Pratchett ha conseguido fama mundial y ha convertido sus obras en bestsellers en todos los rincones del planeta, pero el autor ha demostrado capacidad para ampliar el muestrario de sus habilidades y géneros mucho más allá, como los «Buenos Presagios» que escribió a cuatro manos con Neil Gaiman o este «Sólo tú puedes salvar a la Humanidad», una entretenida novela juvenil para pre-adolescentes.

Editada con anterioridad por Alfaguara, a finales de los años 90 y como primera parte de una trilogía jamás completada, Timun Mas recupera con «Sólo tú puedes salvar a la Humanidad» una obra menor del prolífico autor de fantasía y ciencia ficción Terry Pratchett. En esta sencilla novela, de 180 páginas que se leen muy rápido, Pratchett nos narra las aventuras de Johnny Maxwell, un joven de doce años que está viviendo tiempos difíciles pues el matrimonio de sus padres están en crisis y éstos no le prestan ninguna atención. Los videojuegos son su vía de escape, su refugio, pero jamás se le hubiera ocurrido pensar que este entretenimiento virtual llegaría a ponerse en contacto con él: los alienígenas ScreeWees de su «Space Invaders», el videojuego de ciencia-ficción que le ha regalado su amigo El Cojo en el que consume sus horas, le solicitan un armisticio. «Nos rendimos», dicen. Y, como es previsible, el protagonista se unirá a ellos para guiar su destino de vuelta a su lugar de origen, como el Elegido, con la ayuda de sus amigos el Cojo, Bigmac y el Serio y de otra jugadora, llamada Sigourney. Típico y tópico, pero en las manos de Pratchett no hay nada que se pueda definir así.
El Pratchett de «Sólo tú puedes salvar a la Humanidad» modera su tono irónico habitual, aunque no renuncia a él, asumiendo que el público potencial de ésta obra aún estará adentrándose en el complejo mundo de las hormonas, adolescentes recién llegados a la pubertad, que buscarán entretenimiento y fantasía sin complicaciones, al estilo de «Harry Potter» o «Eragón», y no los habituales juegos de metalenguaje o dobles (y triples) sentidos del escritor inglés. La novela es sencilla, fluida, con personajes bien definidos aunque con trazos sencillos y sin profundizar demasiado en los puntos oscuros de su personalidad. Juega con la realidad y la ficción, con los sueños más reales que la realidad y la realidad más onírica que los sueños.

Es evidente que la obra tiene mensaje, explícito y sin tapujos: escrita durante el inicio del sangriento conflicto de Irak, que tantas vidas de soldados británicos segó, en «Sólo tú puedes salvar a la Humanidad» unos extraterrestres nos recuerdan lo inútil de la violencia y que es importante tomar partido en favor de la paz. Pratchett suaviza su habitual tono mordaz y sarcástico para invitar a los jóvenes lectores a analizar el sentido de la guerra y a cuestionarse la necesidad de los conflictos bélicos. Además, consciente de la edad de los lectores de «Sólo tú puedes salvar a la Humanidad», el autor añade a la trama temas tan trascendentales para los jóvenes como la amistad o la familia. Lo dicho: un Pratchett menor, entretenido y dirigido a un público juvenil.

«Sólo tú puedes salvar a la Humanidad»
Autor: Terry Pratchett
Editorial: Timun Mas
Páginas: 207
ISNB: 844803824X-9788448038243
Encuadernación: rústica.
Formato: 14×22,5cm.
Precio: 15 euros

Más información en www.timunmas.com