Una comedia que en los EE.UU. alcanza el número uno en el box-office de las películas más taquilleras y se mantiene varias semanas allá arriba, por delante de estrenos mucho más ambiciosos y con presupuestos muchísimo más elevados, no es ninguna garantía. La misma película llega a Europa, llega a nuestra cartelera, y pasa de puntillas. Y no estamos hablando de una excepción, sino de un hecho habitual que en los EE.UU. no entienden. Y le pasará lo mismo a «Por la cara«. Seguro. Y los productores norteamericanos seguirán sin entenderlo.

Es evidente que las comedias que triunfan en los EE.UU. suelen tener más dificultades para convencer al público europeo, diferente en gustos y con una tradición mucho más longeva en el arte de hacer reír, que se remonta al medioevo. Si a eso le añades a algunos humoristas nacidos de la cantera de Saturday Night Live o de las series de televisión de los EE.UU. como Will Ferrell, Adam Sandler, Jack Black, Melissa McCarthy o Tina Fey que en nuestro lado del océano son poco conocidos, y que nos venden como grandes estrellas de la comedia, es lógico que el público de nuestro continente reaccione con frialdad. Peor aún: ignorando los productos en los que ellos intervienen dejando que deambulen por la cartelera sin el menor interés por parte del espectador.
Lo peor de esta actitud nuestra, que las películas de los EE.UU. se han ganado merecidamente, es que a veces se nos escapan pequeñas joyas que hubiesen merecido una mayor atención, alguna comedia sencilla y sin pretensiones con chistes afilados y argumentos ingeniosos que no deberían haberse escurrido entre nuestros dedos. Quizás «Por la cara» («Identity Thief») de Seth Gordon («Cómo acabar con tu jefe») sea uno de ellos, pero coincidir el mismo viernes con «Los Croods» o «The Host» no le ayudarán.
Protagonizada por Jason Bateman («Cómo acabar con tu jefe»), Melissa McCarthy («La boda de mi mejor amiga»), Amanda Peet («Falsas apariencias»), Jon Favreau, Tip Harris, Genesis Rodriguez, Morris Chestnut, John Cho, Robert Patrick y Eric Stonestreet, entre otros, «Por la cara» es una una comedia en la que un hombre de lo más normal se ve obligado a tomar medidas desesperadas para limpiar su nombre. Viendo que puede perderlo todo cuando alguien le roba su identidad, no tarda en descubrir que también se pierden los estribos a la hora de afrontar una deuda descomunal.
En «Por la cara» conoceremos a Diana que, valiéndose de un crédito ilimitado,  vive a lo grande a las afueras de Miami, donde esta reina de las compras se hace con todo cuanto se le antoja. Solo hay una pega: que, para financiar dichas compras, usa el nombre de Sandy Bigelow Patterson, un comercial que vive en la otra punta de Estados Unidos. Con solo una semana para encontrar a la persona que le está suplantando antes de que su vida se haga pedazos, el auténtico Sandy Bigelow parte hacia el sur para enfrentarse a la mujer que le está arruinando la existencia. Mientras se esfuerza en convencerla, persuadirla y sobornarla camino a Denver, descubrirá lo difícil que es recuperar su nombre. (www.porlacara-lapelicula.es)

{youtube}uoQERcYkJ7U{/youtube}