Uno de los argumentos que suelen emplearse para tachar a los hombres de nuestro país como machistas retrógrados se refiere a que cuando un hombre tiene varias amantes se lo califica de campeón y seductor, y cuando una mujer tiene varios amantes es una mujer de moral distraída, como poco y siendo suave. En «No hay dos sin tres«, el título estúpido que los distribuidores de nuestro país le han dado a «The other woman» tres mujeres (¡y vaya mujeres!) buscan venganza contra su amante común. ¿Un campeón o un capullo?

En «No hay dos sin tres» (traducción caprichosa y estúpida del «The other woman» de la versión original en inglés) y tras descubrir que su novio Mark está casado, la abogada Carly Whitten intenta recuperarse y volver a encauzar su vida. Pero accidentalmente conoce a la mujer de su novio, la fiel y complaciente Kate, y se da cuenta de que tienen mucho en común y su acérrima enemiga se convierte en su mejor amiga. Cuando descubren que el marido y novio tenía un nuevo lío de faldas con una impresionante mujer, Amber, en lugar de competir por el corazón del marido y el amante o embarcarse en un complicado triángulo amoroso, las tres se unirán para planear la venganza que el tipo se merece…

Dirigida por Nick Cassavetes («El diario de Noa», «John Q», «Alpha Dog»), hijo del mítico John Cassavetes, con un guión de Melissa Stack, y protagonizada por Cameron Diaz, uno de los cuerpos más conocidos de las portadas de moda y de los especiales de bañadores de «Sports Illustrated» Kate Upton, Leslie Mann, Nikolaj Coster-Waldau (de la serie de televisión «Juego de Tronos»), Don Johnson, Taylor Kinney y la cantante de Trinidad y Nicki Minaj que debuta en la gran pantalla, «No hay dos sin tres» llegará a los cines el próximo viernes para conseguir funcionar tan bien como en el otro lado del océano: recaudó 24,7 millones de dólares el fin de semana de su estreno y desplazó del primer puesto del box-office a «Capitán América: El soldado de invierno». (www.nohaydossintres.es)

{youtube}WbHo_trjPDQ{/youtube}