Siempre he envidiado a esos escritores, como J.R.R. Tolkien, Ed Greenwood, R.A. Salvatore o George R.R. Martin, que tuvieron la suerte, la inteligencia, o el don de la oportunidad, de estar delante del papel en blanco de un libro ambientado en un universo virgen, tan joven que todos sus detalles eran simples bocetos de todo lo que podían llegar a ser. La Tierra Media, los Reinos Olvidados, el Valle del Viento Helado, Westeros,… El valenciano Javier Pellicer, con su «Legados«, es uno de esos afortunados.

image1El mundo está en paz. Una paz relativa, tensa y constantemente al borde de un precipicio oscuro. Los elfos de Esmeril, los enanos de Moru y los humanos de Reino Bosque, Salmanasar, Ungoloz y otros países del continente de Valion, conviven en una aparente calma apenas rota esporádicamente por algunas razas hostiles, como los orcos. Decenas de aventureros recorren los caminos dedicados a la realización de hazañas que les reporten fama y grandes tesoros. Pero muy pocos intuyen la tormenta que está por venir, y que pondrá en peligro todo lo existente.
En Moru, Bainis de Robleda, hijo de un gran héroe pero criado entre enanos, será señalado por el destino como portador de la piedra mágica Decadencia, corruptora de toda vida. Y en Marvalar, la gran capital de Reino Bosque, la joven Thalla, perteneciente a la mayor institución religiosa del mundo, tendrá que enfrentar su fe a la necesidad ante la llegada de Prosperidad, la runa que otorga vida y abundancia. Ambos adolescentes, con la ayuda de otros compañeros, tendrán que encontrar el modo de librar a todas las tierras de los efectos de las piedras arcanas, sin imaginar que estas son mucho más de lo que aparentan. Pero su misión irá más allá de erradicar un mal superior a la concepción de los mortales, pues deberán enfrentarse también a su pasado, a ese legado heredado que tanto pesa en sus corazones, y del que dependerá en buena parte el futuro de todo el universo.

Hace unos pocos años, los integrantes del popular blog de juegos de rol «Aventuras en la Marca del Este» se animaron a crear su propio juego de rol, y para ello tomaron como referencia para su propuesta la clásica caja inicial de «Dungeons & Dragons» de Gary Gygax y Dave Arneson.
Este retroclon reinterpretaba la reglas y las mecánicas de ese «Dungeons & Dragons» básico, publicado en castellano en el año 1983 por Dalmau y conocido popularmente en nuestro país como «la caja roja», y además aunaba elementos de la caja roja, turquesa, azul y negra (el Basic Set, el Companion Set, el Expert Set y Master Set). Un juego de rol clásico, con mazmorreo y dungeon crawling, con todo el aroma los viejos clásicos del rol de fantasía, el «Dungeons & Dragons: Basic Rules Set» de 1977, el estilo Old School, las Dungeon Crawl Classics de Goodman Games,… editado por la joven compañía Holocubierta Ediciones.
Titulado, como es lógico, «Aventuras en la Marca del Este», el setting del juego por defecto era la ambientación creada por los Pedro ‘Steinkel’ Gil y compañía, los autores del juego que habían ido desgranando en su blog al largo de los años: un mundo de fantasía clásico, con dragones, enanos, elfos y el habitual bestiario de la espada y brujería. Un mundo enorme, simplemente esbozado, pero con una estructura sólida y firme como cualquier otro universo literario de fantasía que se precie.
Cumpliendo con los plazos y el calendario que se habían fijado los diseñadores y la editorial de este juego de rol, tras la caja de color rojo con el manual básico, llegó la caja azul con el setting tipo sandbox «Escenario de Campaña», la caja verde con el Manual Avanzado, la Pantalla del Narrador ilustrada por Jon Hodgson, una edición de bolsillo, además de la exportación del juego a Italia, Argentina y, recientemente, los EE.UU. de la mano de  eXtra-Dimensional Publishing. Y a la espera de la caja negra, que cierra el paquete, con una aventura extensa en formato Campaña. 
Con coherencia y sentido del negocio, Holocubierta Ediciones supo explotar el maravilloso y mágico escenario del juego «Aventuras en la Marca del Este» en una colección de relatos breves, un par de volúmenes de sus antologías «Crónicas en la Marca del Este», que encandilaron a los lectores amantes de los libros más tradicionales del género y de los jugadores de rol, y descubrieron personajes tan interesantes como Nidiah la Cirinea, el pícaro Galiep, la enana Lorna,… Uno de los autores de aquellos relatos, Javier Pellicer, ha recuperado alguno de sus personajes más carismáticos, para dar forma a la primera novela de este universo de ficción: «Legados».

El escritor, reseñador, entrevistador y colaborador literario valenciano Javier Pellicer, cuyos trabajos se pueden encontrar en múltiples antologías de relatos ambientadas en el género fantástico e histórico (como, por ejemplo, los dos volúmenes de «Crónicas en la Marca del Este»), ha asumido el reto de escribir la primera novela ambientada en el mundo mágico de «Aventuras en la Marca del Este». Un reto y una oportunidad. El reto de escribir una historia acerca de un mundo que ha creado otro autor, documentado en los diferentes manuales del juego de rol y en las dos docenas de relatos de los volúmenes de «Crónicas en la Marca del Este» coordinados por Rubén Serrano, pero la oportunidad de construir un edificio a partir de unos simples y frágiles cimientos, extender la imaginación hasta el infinito (y másallá), haciendo aportaciones propias allí donde era necesario pero siendo riguroso y fiel con los pocos datos existentes sobre Valión, el continente donde transcurre la acción de la novela.

Para los lectores conocedores del mundo imaginario de «Aventuras en la Marca del Este», el origen de «Legados» les llevará hasta el relato «La primera aventura de Bainis de Robleda» de «Crónicas en la Marca del Este vol.1», donde aparecían por primera vez personajes tan emblemáticos como el gnomo Papiro, el enano Talfin o el valeroso guerrero Bainis de Augelmir, que fallecía al final del cuento en un valeroso sacrificio para salvar la vida de su hijo, y a «El último valaryo» incluído en la antología «Crónicas en la Marca del Este vol.2», donde reaparecía el arqueólogo Papiro y debutaba el guerrero norteño Darlak, entre otros personajes. Pero, además y al margen de estos dos libros de relatos breves escritos por diversos autores, Pellicer siguió escribiendo sus propias historias inéditas con Papiro como el eje de la acción, y para cuando escribió el tercero de estos (titulado «El camino de Valion»), con el encargo de la novela ya sobre su mesa, el autor ya tenía a los dos protagonistas definidos, Bainis y Thalla, y otro personaje que los conectaba, como pilar fundamental de la narración: Papiro.

«Legados» empieza con un diablillo aburrido (con una inspiración evidente en la encrucijada de los cómics clásicos de los años ochenta de Hulk) y un extraño acontecimiento que ilumina los cielos de Valión: dos piedras, Decadencia y Prosperidad, cruzan el firmamento cual estrellas fugaces para aterrizar en la tierra de los seres mortales y amenazar el futuro de todo el universo. Una, símbolo de destrucción y podedumbre, aterriza cerca del país de los enanos, en las Columnas Rocosas de Moru. La otra, símbolo de vida y bendición, había abierto un cráter en un campo de maíz cerca de la populosa ciudad de Marvalar. Una termina en las manos de Bainis de Robleda, hijo adoptivo de Taflin, el único capaz de contener el poder de destrucción de la piedra por su inmunidad ante cualquier tipo de magia. La otra, en manos de Thalla de la Casa de la Llama, elegida por el mismo dios como Hija de Valión.
Primero seguiremos la aventura del joven e inocente Bainis, luego la historia de la virginal y delicada Thalla, y finalmente viviremos el camino de ambos y sus aliados hasta el final, en busca de la Maza y el Yunque Creador que cierren el círculo de un relato con un esquema muy tradicional, con un objeto de poder que puede destruir el mundo (en este caso dos) y un elegido que debe detenerlo (en este caso dos), siguiendo la conocida regla de los doce estadios en el viaje del héroe: El mundo ordinario, La llamada a la aventura, La resistencia o rechazo de la llamada, El encuentro con el mentor o la ayuda inesperada, Cruzar del primer umbral, Amigos y aliados, Aprendizaje y Pruebas, El Reto, La Caída, La Redención, La Recompensa y El camino de vuelta.

«Legados» es una novela de fantasía heróica recomendada para todos los públicos, ambientada en un mundo de fantasía con el aroma de «Dragonlance» y que hará las delicias sobretodo de los lectores más ‘clásicos’, aquellos que se sienten a gusto entre los elementos más tópicos del género como la magia y la fantasía más inocente (e ingenua), razas como elfos y enanos, antagonistas como goblins y orcos, criaturas como centauros y gigantes, o profesiones como las del guerrero y el ladrón. 
Siguiendo el espíritu del juego «Aventuras en la Marca del Este», la novela de Javier Pellicer hace un profundo homenaje a las grandes novelas de este género. Una obra que gustará tanto a veteranos aficionados a estas novelas como a nuevos lectores que quieran vivir, con este libro de Javier Pellicer, una aventura de proporciones épicas y recorrer algunos de los rincones más grandiosos del mundo imaginado por los creadores del juego de rol original. Además, con guiños a los elementos clásicos del género, lugares emblemáticos del juego como Robleda o Marvalar, la aportación de nuevas ubicaciones maravillosas como La Marca de los Titanes o las Columnas Rocosas de Moru, y numerosos ‘cameos’ de personajes de los relatos de «Crónicas en la Marca del Este» como Galiep Malavida, los enanos Krastazar y Krazastar o Nidia Beseth, para vincular como un tupido tapiz el tejido del universo de «Aventuras en la Marca del Este», que ha crecido mucho más allá de lo que sus propios creadores hubiesen llegado a imaginar, como un ‘universo expandido’ de «Star Wars».

Aunque, tal y como Javier Pellicer ha explicado en alguna ocasión, el fantástico siempre ha sido su género favorito, como lector y autor, el escritor valenciano ha escrito novelas y relatos de todo tipo, y ha demostrado talento y habilidad en todos ellos. Su novela histórica «El espíritu del lince», que ha vendido con notable éxito editada por Pamies, o esta fantasía de tono épico de «Legados» demuestran que un escritor no debe limitar su trabajo a un único género si tiene interés por más campos, o simplemente por su derecho a experimentar y buscar nuevos retos, siempre y cuando mantenga entera su capacidad para comunicar, para transmitir su efusividad y pasión al lector. Y Javier Pellicer lo ha hecho.

Legados.
Autor: Javier Pellicer y http://tierradebardos.blogspot.com.es)
Editorial: Ediciones Holocubierta (www.holocubierta.com)
Prólogo: Rubén Serrano
Portada: Antonio J. Manzanedo
Fecha de edición: Junio 2013
ISBN: 978-84-15763-07-9
Formato: 15x23cm. Rústica con solapas
Páginas: 424
Precio: 16,00 euros