El director taiwanés Ang Lee es uno de esos extraños casos de profesionales brillantes capaces de lidiar en cualquier plaza, un todoterreno de Hollywood, que ha coqueteado con géneros muy diferentes a lo largo de su carrera, y no se ha arrugado ni ante blockbusters, ni con propuestas de cine independiente o películas de época, ni frente a experimentos cinematográficos o películas de superhéroes. Con “La vida de Pi“, Ang Lee da un paso más en su consolidación como autor de referencia y director de culto.

El curriculum cinematográfico de Ang Lee brilla con luz propia, y eligiendo unos pocos ejemplos al azar podemos confirmar que es uno de los mejores profesionales del cine en los últimos diez años: la premiada “Brokeback Mountain”, un fallido aunque ambicioso “Hulk”, “Tigre y dragón” que le dio proyeccción internacional, una visión de los EE.UU. de los años setenta en “La tormenta de hielo”, el cine de época de “Sentido y sensibilidad”, “Comer, beber, amar”, “El banquete de boda”,… Arriesgado, ecléctico, poeta, valiente, profesional, Ang Lee no se arruga ante ningún desafío, y solventa con brillantez cualquier proyecto que le cae en las manos. 
En “La vida de Pi” (“Life of Pi”), la adaptación cinematográfica del bestseller homónimo de Yann Martel, el director taiwanés nos narra la impresionante y espectacular historia de un joven hindú que, tras naufragar su barco, Pi se encuentra en un bote salvavidas con un inesperado acompañante: un tigre de Bengala. En la novela original de Martel, para hacer la odiea de Pi más complicada, además del tigre, en la balsa también se refugiaban una hiena, una cebra y un orangután.
En su primera incursión en el cine en tres dimensiones, con un actor debutante en el papel protagonista para una historia de realismo mágico, Ang Lee nos presenta a Pi Pattel, un joven que vive en India y cuyo su padre es el propietario y encargado del zoológico de la ciudad pero deciden emigrar a Canadá y procurarse una vida mejor con la venta de los animales. Tras complejos trámites, la familia Pattel inicia una travesía que se verá truncada por la tragedia: una terrible tormenta hace naufragar el barco donde viajaban. Pi tendrá que echar mano del ingenio para sobrevivir mientras los animales tratan de ocupar su puesto en la cadena de alimentación y, a la postre, tendrá que defender su liderazgo frente al único que, previsiblemente, quedará vivo: un tigre. El joven intentará domar a la fiera y sobrevivir.
Protagonizada por Suraj Sharma, Irfan Khan, Tobey Maguire, Gérard Depardieu y Tabu, la balsa de Pi desembarcará en nuestros cines el próximo 30 de Noviembre. (www.lifeofpimovie.com)

{youtube}HKuWAXffnk4{/youtube}