Siempre he dicho que la editorial madrileña de cómics Dib·buks tiene un ojo muy afinado, y que suele publicar títulos minoritarios y poco conocidos que, desvelados a los lectores de nuestro país en ediciones impecables, se convierten en aciertos tan evidentes que uno se pregunta como no los había visto alguien antes. La visión desenfadada de la sexualidad de Arthur de Pins y , el “Simbad” de Arleston, Alwett y Alary, o el “Silas Corey” de Nury y Alary,… y “El azul es un color cálido” de Julie Maroh.

“La vida de Adele” (“La vie d’Adèle”), la tercera película del tunecino Abdellatif Kechiche (“La Faute à Voltaire”, “L’Esquive”, “La graine et le mulet”), dos veces ganador del premio César como mejor director, protagonizada por Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux, adaptación cinematográfica de la novela gráfica “El azul es un color cálido” de Julie Maroh, ganadora de la Palma de Oro en la última edición del Festival de Cannes, se estrena este fin de semana en nuestro país.
El jurado presidido por Steven Spielberg reconoció a esta película con la Palma de Oro a la mejor película de la 66a edición del Festival de Cine de Cannes. Y el Jurado de la crítica internacional (FIPRESCI) también la premió como la mejor película del certamen. Basada en la novela gráfica de Julie Maroh, “El azul es un color cálido” cuenta la historia de Adèle, una adolescente que no tiene dudas de que las chicas deben salir con chicos. Todo su vida se tambaleará y su identidad sexual entrará en cuestión cuando conozca a Emma, una joven con el pelo teñido de azul, por la que empieza a sentir una atracción y un deseo desconocido hasta entonces para ella. 
Protagonizada por Léa Seydoux, Adèle Exarchopoulos, Salim Kechiouche, Mona Walravens, Jeremie Laheurte, Alma Jodorowsky, Aurélien Recoing, Catherine Salée, Fanny Maurin, Benjamin Siksou, Sandor Funteky Karim Saidi, esta película contiene imágenes de alto contenido erótico que levantaron polvareda entre algunos rústicos y puritanos espectadores franceses. 
Y es que la película ha vivido inmersa en la polémica: la autora de la novela gráfica, Julie Maroh, declaró que reconocía su libro en la película, pero estaba a años luz de su proceso de creación y representación, las dos actrices protagonistas aseguraron que el director las había sometido a una presión excesiva durante el rodaje, y el Kechiche declaró que, si pudiera volver atrás, no rodaría la película. (www.lavidadeadele.es)

{youtube}XBzEMlRV5WI{/youtube}