Entre “Los hombres que miraban fijamente a las cabras”, “El hombre que susurraba al oído de los caballos” o esta “La pesca del salmón en Yemen” podríamos encontrar la película con el título más singular y extraño de la historia del cine. Está basada en una novela de Paul Torday, dirigida por un director de la talla de Lasse Hallström y con un reparto que incluye a Ewan McGregor, Emily Blunt o Kristin Scott Thomas. No, que su título no os engañe.

En “La pesca del salmón en Yemen” el director sueco Lasse Hallström (“¿A quién ama Gilbert Grape?”, “las normas de la casa de la sidra”, “Chocolat”, “Algo de que hablar”, “Querido John”,…) nos cuenta como el doctor Alfred Jones, miembro del Centro Nacional para el Fomento de la Piscicultura, debe su reputación a un trabajo pionero sobre la reproducción de los moluscos. Cuando su jefe le pide que estudie la posibilidad de introducir el salmón en Yemen, rechaza la propuesta rotundamente. Lo que ignora es que detrás del proyecto está Mohamed ben Zaidi bani Tihama, un acaudalado jeque empeñado en exportar el arte de la pesca con mosca al norte de Yemen. Sin embargo, el disparatado proyecto capta la atención de un ambicioso asesor del primer ministro, que ve en él una excelente oportunidad para mejorar el prestigio del Reino Unido en Oriente Medio y, de paso, consolidar su futuro político. Cuando el proyecto se pone en marcha, el doctor Jones se ve obligado a reconsiderar su dictamen inicial y a colaborar con la joven y atractiva representante del jeque.
“La pesca del salmón en Yemen” fue la opera prima del novelista británico Paul Torday, un libro que recibió unánimes críticas positivas pese a lo singular de su título, que era engañoso y ahuyentaba a los lectores potenciales. Una novela insólita en su estructura e imaginativa en su contenido políticamente incorrecto, convertida en un guión cinematográfico por Simon Beaufoy, que tenía que dirigir Bill Condon (que prefirió dedicar su atención a la taquillera saga de vampiros “Crepúsculo”) y que llegó de rebote a Hallström como segunda elección de la productora. Afortunadamente.
Interpretada por Emily Blunt, Ewan McGregor, Kristin Scott Thomas, Rachael Stirling, Amr Waked, Tom Mison, Catherine Steadman, Jill Baker y Hamish Gray, entre otros, no ha llegado a tiempo para los Óscars, y quizás no hubiera conseguido colarse entre las nominadas, pero promete ser una de los sleepers del año en curso. Es nuestra apuesta. (www.fishingintheyemen.com)

{youtube}AJUSgIff2_U{/youtube}