Aunque cueste, a veces uno debe dar el brazo a torcer y dejar de lado los blockbusters, las películas de acción o de ciencia-ficción, y acompañar a su pareja a ver una película «de amor», una de esas cintas hechas a medida para soltar litros y litros de lágrimas… pero con la seguridad de saber que, al final, los dos enamorados terminarán juntos. «Cuando te encuentre» de Scott Hicks se ajusta perfectamente a esta descripción.

¿Alguien se puede enamorar de quien no conoce? En el apasionado drama romántico «Cuando te encuentre» («The lucky one»), el sargento de la Marina de los EE.UU. Logan Thibault regresa a casa después de su tercera misión en Irak junto con la única cosa que considera que le mantiene vivo: una fotografía de una mujer a la que ni siquiera conoce. Descubre que se llama Beth y dónde vive, y decide presentarse en su casa, terminando incluso por aceptar un empleo en el criadero de perros de su familia. A pesar de la desconfianza inicial y de los problemas que llenan la vida de Beth, surge un romance entre ellos, haciendo que Logan piense que Beth podría ser mucho más que su talismán de la buena suerte.

El australiano Scott Hicks («Mientras nieva sobre los cedros», «Sólo ellos», «Shine» por la que fue nominado al Oscar) se encarga de dirigir esta película hecha a medida para el consumo masivo de kleenex, basada en una novela de  Nicholas Sparks («El diario de Noa», «Querido John», «La última canción»,…) y protagonizada por el idolo de las adolescentes e icono del canal de Disney Zac Efron («High School Musical»). El reparto se completa con Taylor Schilling (de la serie de televisión «Mercy»), Blythe Danner («Los padres de ella»), Riley Thomas Stewart, Jay R. Ferguson, Adam LeFevre, Robert Hayes, Joe Chrest, Russell Durham Comegys, Sharon Morris, Ann McKenzie y Kendal Tuttle, entre otros.

Sí, las adaptaciones cinematográficas de las novelas de Sparks suelen estar cortadas por un mismo patrón: una historia de amor que provoca tantos afectos (y lágrimas) entre ellas como sueño y aburrimiento entre ellos. Pero, a veces, hay que hacer pequeños sacrificios, y si uno quiere ir a ver «Los vengadores» tendrá que ceder un poco y ofrecer algo a cambio, ¿no? (http://theluckyonemovie.warnerbros.com)

 

{youtube}JY2MkDQiHXA{/youtube}