El pasado viernes, día 6 de Enero y primer viernes del año 2012, llegaron siete películas a la cartelera de nuestro país. Para todos los gustos, incluyendo la esperadísima adaptación cinematográfica made in USA del bestseller del sueco Stieg Larsson o una invasión alienígena en la fría capital de Rusia, entre otras: Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres, La hora más oscura, Juan de los Muertos, La chispa de la vida, Las olas, The collector y Objeto encontrado.

David Fincher (“La red social”, “La habitación del pánico”, “Seven”, “El Club de la Lucha”, “Alien 3”, “El curioso caso de Benjamin Button”,…) es el hombre detrás de “Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres” (“Millenium: The Girl with the Dragon Tattoo” es el título de su versión original en inglés), un director con un curriculum tan sólido y convincente, y que se ha atrevido con películas tan difíciles y arriesgadas como “Seven” o “El Club de la Lucha”, que quizás no había una opción mejor para adaptar al cine USA el bestseller del escritor sueco Stieg Larsson (1954-2004), la segunda adaptación cinematográfica de la trilogía que ha vendido más de 40 millones de copias en todo el mundo (sólo en Estados Unidos, más de 10 millones de copias) tras una notable versión nórdica, del realizador danés Niels Arden Oplev y el sueco Daniel Alfredson, con los actores Michael Nyqvist y Noomi Rapace como protagonistas. Un verdadero fenómeno literario que, tarde o temprano, tenía que llegar a la gran pantalla de la mano de la industria del cine de Hollywood.
En el laberinto de la historia de “Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres” hallamos asesinatos, corrupción, secretos familiares y los demonios internos de dos inesperados socios en búsqueda de la verdad sobre un misterio oculto durante cuarenta años. Mikael Blomkvist es un periodista financiero dispuesto a restaurar su honor tras ser declarado culpable por difamación. Contactado por uno de los empresarios más ricos de Suecia, Henrik Vanger, para llegar al fondo de la desaparición muchos años atrás de su querida sobrina Harriet – asesinada, según cree Vanger, por uno de los miembros de su familia numerosa – el periodista llega a una isla remota de la congelada costa sueca sin saber lo que allí le espera.
Simultáneamente, Lisbeth Salander, una inusual pero ingeniosa investigadora de Milton Security, es contratada para averiguar los antecedentes de Blomkvist, una tarea que en última instancia la lleva a unirse a Mikael en su investigación sobre el asesinato de Harriet Vanger. Aunque Lisbeth se protege de un mundo que la ha traicionado una y otra vez, sus habilidades de hacker y su capacidad de concentración y determinación inquebrantable, la hacen imprescindible. Mientras Mikael se enfrenta cara a cara con los herméticos Vanger, Lisbeth trabaja en la sombra. Ambos comienzan a trazar una cadena de homicidios desde pasado hasta el presente, forjando un frágil hilo de confianza, aún siendo arrastrados hacia una de las corrientes más salvajes del crimen contemporáneo.
El actor que encarna al agente secreto al servicio de Su Majestad, James Bond, Daniel Craig (“Quantum of Solace”, “Casino Royale”, “Munich”, “El intruso”, “Camino a la perdición”, “Dream house”, “Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio”, “Cowboys & Aliens”,…) y Rooney Mara han sido los elegidos para protagonizar las tres adaptaciones cinematográficas del gran éxito literario de Stieg Larsson, la trilogía Millennium, que serán producidas por Columbia Pictures. Junto a ellos, el reparto de esta primera entrega cuenta con Robin Wright Penn, Stellan Skarsgård, Christopher Plummer, Embeth Davidtz, Joely Richardson, Goran Visnjic. El guión ha sido escrito por Steve Zaillian (oscarizado por “Gangs of New York” y “La lista de Schindler”) y la producción corre a cargo de Scott Rudin, Cean Chaffin, Ole Sondberg y Søren Stærmose.
Tras esta primera película ya esperan en la recámara “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina” y “La reina en el palacio de las corrientes de aire”, quizás pendientes de confirmar el éxito de público y de crítica de esta primera entrega antes de embarcarse en su producción… del que no hay la menor duda. ¿Arrasará? Con toda seguridad. (www.dragontattoo.com)

Hace algunos años el director ruso Timur Bekmambetov sorprendió a propios y extraños con sus “Guardianes de la Noche”, una película de terror fantástico basada en la novela homónima de Sergéi Lukiánenko que puso al director en el punto de mira de Hollywood y al cine ruso de fantasía y ciencia-ficción en un nivel superior al que se le tenía estimado.
Una vez establecido en la meca del cine, Timur Bekmambetov se ha ganado cierto prestigio al dirigir con acierto varias películas de acción y gran presupuesto (“Wanted”, “Guardianes de día” o la próxima “Abraham Lincoln: Vampire hunter”) y, ahora como productor, ha podido hacer realidad su sueño de trasladar una de esas catastróficas invasiones alienígenas que destruyen Nueva York o Tokio hasta su Rusia natal, y ha hecho saltar en pedazos Moscú al más puro estilo de Roland Emmerich. La fórmula es sencilla: coger a un grupo de turistas estadounidenses y ubicarlos en la capital rusa justo cuando unos extraterrestres llegan a la Tierra con intenciones hostiles.
En “La hora más oscura” (“The darkest hour”), dirigida por Chris Gorak a partir de un guión de M.T. Ahern, Leslie Bohem y Jon Spaihts, un grupo de americanos viaja a Moscú coincidiendo con una invasión alienígena de la ciudad. Los termómetros marcan 40 grados durante la ola de calor más intensa de la historia de Moscú. Dos jóvenes buscan cobertura bajo un coche de policía abandonado en la Plaza Roja, ahora completamente desierta. No están buscando una sombra para resguardarse del sofocante calor. Tratan de evitar que les localicen unos alienígenas camuflados que han colonizado la ciudad. Desde hace algunos días, estos jóvenes y sus compañeros se han visto obligados a buscar refugio bajo tierra, ya que la ciudad, como el resto del mundo, ha sido diezmada por una amenaza alienígena. Ahora han de esconderse, cuentan con pocos suministros y buscan desesperadamente seguridad, algo difícil de encontrar incluso en la mayor atracción turística moscovita.
El reparto, que cuenta con actores norteamericanos y rusos, está encabezado por Emile Hirsch (“Destino: Woodstock”, “Mi nombre es Harvey Milk”, “Speed Racer”), Olivia Thirlby (“New York, I love you”, “Juno”), Max Minghella (“Agora”, “La red social”), Rachael Taylor, Joel Kinnaman, Dato Bakhtadze, Yuriy Kutsenko, Artur Smolyaninov, Pyotr Fyodorov y Nikolay Efremov, en una película donde los actores, como suele ser habitual en este tipo de cine-espectáculo, están al servicio de los efectos especiales y los alardes visuales. (www.lahoramasoscura.es)

Y también: los muertos vivientes invaden La Habana en “Juan de los muertos” de Alejandro Brugués y Juan decide montar un negocio para sacar partido a la infección, la tragicomedia “La chispa de la vida” de Alex de la Iglesia con el humorista José Mota en el papel de un publicista en paro que queda atrapado por unos hierros para deleite de los medios de comunicación, “Las olas” de Alberto Morais sobre el regreso de un hombre hacia la reconciliación con su pasado en el sur de Francia, el terror de “The collector” de Marcus Dunstan con un brutal asesino en serie experto en técnicas de tortura como objecto del sudor frío de los espectadores y el documental “Objeto encontrado” de César Martínez Herrada.

Valoración en IMDB (Internet Movie Data Base en www.imdb.com):
Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres (“Millenium: The Girl with the Dragon Tattoo”): 8,2
La hora más oscura (“The darkest hour”): 5,1
Juan de los Muertos (“Juan de los Muertos”): 6,6
La chispa de la vida (“La chispa de la vida”): 4,7
Las olas (“Las olas”): 5,6
The collector (“The collector”): 6,2
Objeto encontrado (“Objeto encontrado”): Sin valorar

Valoración en Rotten Tomatoes (en www.rottentomatoes.com):
Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres (“Millenium: The Girl with the Dragon Tattoo”): 86% (tomatometer), 85% (audience)
La hora más oscura (“The darkest hour”): 11% (tomatometer), 29% (audience)
Juan de los Muertos (“Juan de los Muertos”): Sin valorar
La chispa de la vida (“La chispa de la vida”): Sin valorar
Las olas (“Las olas”): Sin valorar
The collector (“The collector”): 29% (tomatometer), 48% (audience)
Objeto encontrado (“Objeto encontrado”): Sin valorar