Duodécimo album de la saga de Astérix con el claro protagonismo de los Juegos Olímpicos, que en la historia narrada por Uderzo y Gosciny se celebran en Grecia y en los que participan los anfitriones, los romanos y los galos de la aldea.

 

https://www.via-news.es/images/stories/comic/asterix/olimpicos.jpgAstérix aux Jeux Olympiques
Dargaud Editeur
París 
Guión: Gosciny    
Dibujos: Uderzo   
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/5.gif

Vegestorix descubre que los romanos del campamento de aquarium están muy contentos. Astérix y Obélix descubren en el bosque que es porque el legionario Claudius Mulus va a participar en las olimpiadas. Astérix les convence de que ellos también son romanos y que por tanto pueden acudir a Atenas y participar para desesperación del centurión Tulius Borricus, así que todo el pueblo se desplaza allí. En principio participarán Astérix y Obélix, pero Tulius Borricus informa a los jueces que los galos disponen de una pócima secreta y se decide que sólo Astérix participe.

Apareció en el número 434 de la revista Pilote en Febrero de 1968. Es uno de mis álbumes favoritos.

Este álbum salió concidiendo con los Juegos Olímpicos de México 68 y aprovecha al máximo todas las posibilidades humorísticas que ofrece el hecho de que Asterix, Obélix y el resto de la aldea se desplacen a Grecia a competir contra los romanos y los griegos en los Juegos Olímpicos. Los dibujos están más avanzados y los personajes mejor perfilados que en entregas precedentes, de hecho el anciano Edadepiédrix (llamado Vegestórix aquí) y el herrero Eseautomátix toman su forma definitiva. Además Claudius Mulus y Tulius Borricus son de los personajes romanos más divertidos de toda la serie.

Conforme he ido releyendo y haciendo las reseñas me doy cuenta de lo muchísimo que me gustan estos cómics y de lo buenos que eran sus creadores cuando estaban en plenitud de ideas y creatividad. Este álbum era y es otro de mis favoritos, la verdad es que son muchos los que me encantan, pero puede que éste, “La residencia de los dioses”, “Astérix y los godos” y “Astérix y los normandos” sean los que más he leído. Con esto no digo que me parezcan los mejores pero sí de los más entretenidos.

Es genial la manera en que Astérix y Obélix deprimen al campeonísimo Claudius Mulus, que termina siempre barriendo el campamento romano, el viaje de toda la aldea a Grecia da lugar a numerosísimos buenos momentos (me encantan las dos imágenes consecutivas en que les comunican que la poción mágica no está permitida en los juegos, la primera una algarabía y la segunda un funeral) y la resolución de la historia es brillante

Sobre la película en imagen real basada en esta aventura, seamos serios, mejor ni mentarla.