Yo me incluyo entre quienes adoran el trabajo de los hermanos Joel y Ethan Coen y consideran que cada nueva película que estrenan es un acontecimiento que merece toda la atención porque, en la mayoría de los casos, asistiremos a la proyección de una obra maestra. Como tantos otros autores de talento es evidente que no todo es oro, que han cometido errores, que han creado obras menores y que, a menudo, han buscado involucrarse en películas menos serias como simple divertimento, para soltar los demonios que llevan dentro. Por ejemplo, “Un plan perfecto” de Michael Hoffman donde se limitan a firmar el guión.

La filmografía de los hermanos Joel y Ethan Coen está plagada de clásicos indispensables de las últimas décadas cinematográficas. Títulos como “Fargo”, “El Gran Lebowsky”, “No country for old men” o “Muerte entre las flores” dan la medida de lo que estos dos creadores son capaces de hacer. Obras maestras. Su último trabajo es, para nuestra sorpresa, solamente como guionistas. En la comedia “Un plan perfecto” (“Gambit”) ceden su talento al director Michael Hoffman (“La última estación”, “El sueño de una noche de verano”) para dar forma a un remake de la película de Ronald Neame del año 1966, titulada aquí “Ladrona por amor”, que protagonizaron Michael Caine y Shirley MacLaine.
“Un plan perfecto” nos contará como el restaurador de arte Harry Deane elabora un sofisticado plan para estafar a Lionel Shabandar, el hombre más rico de Inglaterra y, además, un empedernido coleccionista de obras de arte. Su objetivo es venderle un falso Monet. Como cebo utiliza a Nicole, una reina del rodeo de Texas, para que se haga pasar por una mujer cuyo abuelo localizó la pintura a finales de la Segunda Guerra Mundial.
El reparto de “Un plan perfecto” cuenta con Colin Firth, Cameron Diaz, Alan Rickman, Tom Courtenay, Stanley Tucci, Cloris Leachman, Anna Skellern, Togo Igawa, Erica LaRose, y Sarah Goldberg, entre otros, y se estrena en España en Febrero del 2013.

{youtube}688vO4Yk1jg{/youtube}