Hace un par de horas se ha publicado el primer trailer de “Spider-Man: Homecoming“, una película de John Watts que ha levantado muchísima expectación porque, finalmente, Sony se dio por vencida a la hora de explotar la franquicia del Hombre Araña y pactó con Marvel para producir con ella estas películas. “Spider-Man: Homecoming” es la primera entrega de una nueva saga que, tal vez, nos devuelve a nuestro Trepamuros favorito.

De momento os diré que aunque me encantó la nueva versión de Spider-Man en la película de Capitán América: Civil War esta vez no me ha convencido tanto, ni tan bien, y es que tengo ciertas sensaciones tras ver el trailer que necesito compartir con vosotros. Así que vamos a ver primer el trailer de Spider-Man: Homecoming y después hablamos de él, ¿ok?

Lo primero que tengo que decir del trailer es que sí, Tom Holland está genial en el papel de Spider-Man, es divertido, responsable, se mueve como nos imaginamos que se debería mover, sufre de momentos incómodos, como ese abrazo a Tony Stark, etc, etc. Por ese lado no veo ningún problema, Holland es Spider-Man. Uno más juvenil, sí, pero ¿quién no diría que ve en él a nuestro Amistoso vecino Spider-Man?

Mi problema está en la vida personal de Peter Parker, y es que a pesar de que en la imdb se dice que en la película participan un gran número de secundarios del mundo de Parker no puedo evitar pensar que estamos ante un mix del Spider-Man Ultimate de de Parker y el de Miles Morales. Sí, nos llevan de vuelta a Peter al instituto, pero… ¿reconocéis a alguien? ¿Desde cuándo Peter tiene un mejor amigo? ¿Desde cuándo no se llama Osborn? (en todo caso, aunque debería ser en la universidad). No me importa no ver aparecer a una Gwen o a una MJ de momento, ya habrá tiempo para dramas, así que no le pongo pegas a Zendaya, pero me gustaría ser capaz de reconocer la vida de Peter… y no lo veo.

En cuanto al Buitre no sé casi ni qué decir, me parece una renovación del personaje bastante radical, sobre todo porque se supone que lleva dos motores de avión (casi lo parecen) a cado lado de las alas y no sé lo que el equilibrio le haría a alguien así (¿de esa edad? ¿o ya no es un anciano?) desde luego en pantalla luce espectacular, pero habrá que ver en el cine.

En definitiva, no sé qué decir, he tenido que volver a ver el trailer de Spider-Man: Homecoming en 2 ó 3 ocasiones más para realizar este mini-artículo y debo reconocer que seguro que iré al cine a verla, pero este trailer no me ha convencido como los anteriores trailers de Marvel, de hecho me ha despertado alguna que otra duda. ¿Y a vosotros? ¿Qué os ha parecido?