Ready Player One, el libro debut de Ernest Cline que publica Ediciones B en su sello Nova, ha visto publicado su primer tráiler a lo largo de San Diego Cómic Con 2017 y nos ha dejado a todos absolutamente entusiasmados con las posibilidades de la película de Steven Spielberg. El tráiler, que seguro ya habéis visto, nos ofrece momentos realmente interesantes aunque, quizás, se pierda un poco la esencia del libro de Ernest Cline, y es que el espectáculo de product placement de Warner Bros os dejará con la boca abierta mientras buscáis reconocer a la mayoría de personajes, armas y vehículos que aparecen aquí. PISTA: según alguna web son hasta 20, podéis ver el listado aquí, yo sólo os diré que ver al DeLorean haciendo de nuevo de las suyas me ha provocado tal emoción que le he perdonado al tráiler que apenas haga avance alguno sobre la trama de Ready Player Oner.

Y es que es una pena que el argumento de Ready Player One, por cierto que siempre recomendaré primero el libro que tan brillantemente publicó Nova hace unos años y cuya reseña tenéis aquí, me parece que es una trama realmente interesante que nos puede sumergir en plena ola de nostalgia de los años 80… siempre y cuando la Warner deje de meter tantos “autohomenajes” que pueden molar cuando se refieren al DeLorean o a esa delicia de película llamada El Gigante de Hierro, pero que cuando ya nos mete a Harley Quinn… en fin, no, señores, no pinta nada aquí. Os dejo el argumento para que os hagáis una idea:

Estamos en el año 2044 y, como el resto de la humanidad, Wade Watts prefiere mil veces el videojuego de OASIS al cada vez más sombrío mundo real. Se asegura que esconde las diabólicas piezas de un rompecabezas cuya resolución conduce a una fortuna incalculable. Las claves del enigma están basadas en la cultura de finales del siglo XX y, durante años, millones de humanos han intentado dar con ellas, sin éxito. De repente, Wade logra resolver el primer rompecabezas del premio, y, a partir de ese momento, debe competir contra miles de jugadores para conseguir el trofeo. La única forma de sobrevivir es ganar; pero para hacerlo tendrá que abandonar su existencia virtual y enfrentarse a la vida y al amor en el mundo real, del que siempre ha intentado escapar.

“Ready Player One” (Ernest Cline, Ediciones B)