Coincidiendo con la publicación de «La Biblia Steampunk«, Edge Entertainment avisaba que estaba preparando varios juegos ambientados en este universo ucronico de ciencia-ficción que mezcla un futuro lejano con tecnología del siglo XIX, de la revolución industrial y las máquinas de vapor. Nos habló de «Planet Steam» y del juego de rol «Steam States«, de los que aún no nos han dicho nada,… y de «Gearworld: The Borderlands«.

En tiempos antiguos, los engranajes aún giraban y las viejas máquinas funcionaban. El cielo era azul y brillante, y la vida florecía. Luego llegaron nubes tóxicas que envenenaron el aire. El humo cubrió el cielo. Algunos se marcharon en ciudades voladoras, ascendiendo por encima de las nubes hasta el Mundo Superior. Otros cavaron profundamente en la tierra, desapareciendo en el Mundo Inferior. Mientras tanto, los habitantes de la Frontera vieron el mundo llenarse de oscuridad cuando los engranajes se detuvieron.

Edge Entertainment está preparando la publicación de «Gearworld: The Borderlands», un juego de negociación, conquista y construcción en el que los jugadores compiten para ganar el favor de la gente del cielo para su tribu de recolectores en un escenario postapocalíptico. Basado en el juego de tablero clásico «Borderlands» de Bill Eberle, Jack Kittredge y Peter Olotka, en «Gearworld: The Borderlands» se han simplificado las reglas originales y se ha reimaginado la ambientación del juego, al tiempo que se han mantenido el espíritu y las mecánicas básicas de su predecesor. Su precio, lamentablemente, no se ha simplificado ni una pizca y los 49,95 euros que cuesta la cajita pueden asustar a más de uno.
Los jugadores de «Gearworld» deben expandir su territorio, gestionar los recursos de los que disponen (desde chatarra hasta caballos) y defenderse de la actitud hostil de sus rivales. Para ello cuentan con la posibilidad de recuperar máquinas de la antigüedad para fabricar poderosas armas y enormes maquinarias celestes, para forjar un nuevo futuro a partir de los oxidados restos del pasado. El primero que desarrolle tres maquinarias celestes para llevar energía a los habitantes del Mundo Superior será el ganador de la contienda.

La gente que ha ascendido más allá de las nubes se ha mantenido lejos de la Frontera durante mucho tiempo, pero eso debe terminar. Los vastos depósitos de energía de los que dependen los habitantes del Mundo Superior han empezado a agotarse al fin. Para aliviar su carga, los ingenieros han diseñado los planos de las poderosas maquinarias celestes, torres que llevarán el calor del Fuego Inferior a las ciudades que se hallan sobre las nubes. Entretanto, los recolectores de la Frontera son gente desesperada, y necesitan suministros de manera constante para sobrevivir. Por suerte, la gente del cielo negociará con las tribus que les construyan las maquinarias celestes.

Más información en www.edgeent.com